Hábitos de una persona optimista

¿Que es el optimismo?

Definido de una manera muy sencilla, el optimismo consiste en ver lo bueno antes que lo malo. Suele traducirse en, una serie de conductas o hábitos, como por ejemplo:

1. Vivir el presente.

2. Dejar atrás el pasado.

3. Mantener la serenidad.

4. Tener una visión positiva de los malos momentos.

5. Vencer los miedos.

6. Evitar comparaciones.

7. Olvidar la perfección.

8. Ser perseverante.

9. Hacer balance diario.

10. Cuidar la imagen personal.

¿Que significa ser optimista?

Posee cualidades como el entusiasmo, el emprendimiento ante determinadas circunstancias y, sabe vivir de los hechos. El valor nos permite confiar en nuestras capacidades y posibilidades, enfrentando con perseverancia cualquier dificultad.  Nos ayuda a descubrir lo bueno de las personas que nos rodean.

El escritor escocés Samuel Smiles indica que la vida tiene un lado sombrío y otro brillante, es decir. «De nosotros depende elegir el más nos plazca».

El denominado «optimismo disposicional». Referido a las creencias de que, el futuro nos depara más éxitos que fracasos, ha sido estudiado por investigadores de la Universidad de Jaén. El estudio observa una correlación entre el optimismo y las estrategias de resolución de problemas.

Una investigación de la Universidad Católica de Colombia, consta de algo que presentimos. Las mujeres tienen una tendencia mayor al optimismo y los hombres al pesimismo.

Estos son algunos ejemplos para ser una persona más optimista:

1. Ser agradecido con los demás, contigo mismo y con la vida. Las personas positivas no se centran en el hundimiento.

2. No tengas miedo a los cambios. Salir de la zona de confort ayuda a encontrar nuevas oportunidades.

3. Supera los límites mentales. Cambia tu lenguaje y convierte es imposible en puedo conseguirlo.

4. Vive el presente, aprende del pasado y prepárate para el futuro.

5. Sé sincero contigo mismo y con los demás. No te resistas a la verdad, aunque el camino más sencillo sea la mentira.

6. No te compares con nadie. Cada uno se hace a sí mismo. Lo maravilloso del mundo es que, está compuesto por millones de personas diferentes.

La escritora Helen Keller, dijo. «Mantén tu rostro hacia la luz del sol y no verás la sombra». Un paso en el camino hacia el optimismo es convertirnos en personas activas. El aburrimiento es incompatible con nuestras metas de crecimiento. Podemos hacerlo aprovechando mejor el tiempo libre, descubriendo la creatividad, la inspiración y la productividad de cada una de las cosas.