¿Fumas para aliviar el estrés?

Existe una creencia de que fumar alivia el estrés y que actúa como relajante, pero ¿será esto realmente cierto?. Pues, un estudio llevado a cabo por la Universidad de College London, en Reino Unido indica que fumar aumenta un 70% el riesgo de sufrir ansiedad y depresión.

Para dicha investigación los científicos contaron con la participación de 6500 personas, de personas fumadoras como de no fumadoras, con más de 40 años de edad, luego de un análisis psicológico de los cuales el 18,3% de los fumadores presentaba síntomas de depresión y ansiedad frente al 10% de los no fumadores y del 11,3% de los ex-fumadores.

Según explica Mike Knapton, coautor del estudio, hay una creencia de muchos fumadores que indican que fumar reduce la ansiedad y el estrés, que es a su vez lo que provoca que muchos fumadores se desanimen para dejar la adicción. Sin embargo, en lugar de ayudar a las personas a relajarse, fumar aumenta la ansiedad y la tensión. La sensación de reducción de estrés o de relajación es temporal y es pronto sustituida por el síndrome de abstinencia y los antojos.  

Es por ello que se indica que el tabaco no reduce las causas subyacentes al estrés, los resultados arrojaron que dejar el tabaco no solo ayudan a cuidar nuestra salud y a asegurar una vida más larga y saludable, debido a que en el estudio también se estableció que los ex fumadores que habían dejado el hábito hacía más de un año, tuvieron perfiles de ansiedad y depresión similar a los que nunca había fumado.