La falta de sueño nos vuelve más egoístas, y nos hace priorizar nuestras necesidades sobre las de otros.

 
La falta de sueño nos vuelve más egoístas, y nos hace priorizar nuestras necesidades sobre las de otros.
 
Tienes que verte tu mismo. Cuando estás cansado, en lo único que puedes pensar es en lo cansado que estás. Los sentimientos de los demás te valen, estás molesto y si alguien te dice algo que no te gusta ¡lo muerdes al instante!.
Por lo que no es una sorpresa que con la falta de sueño le ocasionarás problemas a tus compañeros y que, para colmo, terminarás pensando mal de ellos por ser «desconsiderados», cuando en realidad el único egoista estás siendo tú.
De acuerdo con un nuevo estudio en la Universidad Berkerley de California, confirmaron que no dormir lo suficiente nos hace importar menos las necesidades y los sentimientos de nuestra pareja.
Sesenta parejas entre 18 y 56 años participaron en el estudio, escribiendo sus patrones de sueño, cuándo dormían bien, cuándo dormían mal y cómo trataban a sus parejas.
En la segunda etapa del estudio los participantes del estudios fueron observados mientras intentaban solucionar unas tareas de solución de problemas.
Los resultados mostraron que las parejas que dormían poco exhibieron menos apreciación por su amado.
Es difícil pensar bien de los demás cuando tu no estás en tu mejor momento. Lo mismo pasa cuando estás deprimido o cuando estás enfermo. Dormir es una parte esencial de la vida. Incluso cuando crees que puedes «sobrevivir» con un mínimo de sueño, no solamente careces de tu potencial completo sino también estás sacrificando tus relaciones.