Falsos mitos sobre los tatuajes

1. ¿Los diabéticos pueden tatuarse?

Los expertos disuaden por completo los tatuajes para las personas hemofílicas, diabéticas o con enfermedades dermatológicas.

2. ¿Los tatuajes de colores son nocivos?

Lo único que se puede afirmar de los tatuajes a color, es que si algún día queremos eliminarlos, se tratará de un proceso mucho más complejo que si se tratará de un tatuaje negro. La eliminación de un tatuaje es caro, lento y puede cambiar la textura de la piel, dejando incluso una sombra negra.

3. ¿Las personas con tatuajes beben más?

Un estudio realizado por el profesor Nicolas Guéguen de la Universidad de Bretagne-Sud, en Francia, las personas con piercing o tatuajes consumen más alcohol en comparación con las que no tienen. Para esto midieron la tasa de alcohol de los participantes durante cuatro sábados seguidos a la salida de 21 bares distintos, evidenciando una mayor tasa de alcohol en sangre de forma generalizada en los tatuados.

4. ¿Las personas tatuadas no pueden hacerse resonancias magnéticas?

Esto es falso, las tintas de los tatuajes en la actualidad no contienen metal, son de mayor calidad que las que se utilizaban hace algunas décadas, es por ello que no debe haber contraindicaciones. Los componentes de las viejas tintas que causaban este inconveniente por el que algunas personas sufren dolor, ardor y hasta quemaduras severas, por el óxido  ferroso o cualquier otro metal magnético.