Experimentos para hacer con los más pequeños

1. Lámparas que brillan en la oscuridad.

Para realizar este experimento solo necesitaras de:

1.1 Agua.

1.2 Botellas o vasos de plásticos.

1.3 Rotuladores fluorescentes de los colores de tu preferencia.

Una vez obtenido todos los materiales, los más que pequeños deberán llenar los recipientes que se han elegido, para convertirlos en increíbles lámparas fluorescentes. Luego se abrirán los rotulados y se extraerá el interior, introduciendo cada uno de los colores que se tengan, en los vasos o botellas. Previamente se habrá llenado de agua. Si se deja reposar la mezcla aproximadamente una hora, se obtendrá el grueso del rotulado de cada contenedor y luego se procederá a pagar la luz. 

2. Arte con leche.

Para este experimento, donde se enseñará el fenómeno de la tensión superficial (fuerzas cohesivas entre las moléculas de un líquido son las responsables de esto). Se necesitará:

2.1 Leche (La base para este experimento).

2.2 Jabón líquido de lavaplatos.

2.3 Un plato hondo.

2.4 Colorante de diferentes colores.

2.5 Palo de madera grueso.

Se empezará cubriendo el recipiente que se haya elegido. Se verterá algunas gotas de colorantes a nuestro gusto y a continuación varias gotas de jabón líquido. Se observará el efecto que produce dicha mezcla, es debido a que las grasas que contienen la leche. Evitan que los colorantes se disuelven entre ellas. El jabón líquido también repere estas grasas. Por lo que se procederá a agarrar el palillo de madera y comenzarán a crear su obra de arte, generando las más variopintas formas.