El estrés afecta nuestra piel

Desde erupciones hasta caída del cabello. El agotamiento puede tener consecuencias en el cutis.

El estrés puede modificar la conducta de la persona y hace grandes daños a nuestro cuerpo. En el peor de los casos puede llegar a desembocar la depresión. Los efectos no solo los siente el organismo, también puede afectar tu piel de diversas formas.

La piel es uno de los órganos más grandes de nuestro cuerpo y nuestra presentación. Es por esto que se hace vulnerable a nuestros estados de ánimo.


1. Líneas de expresión y arrugas.

Pueden ser evidencia de estrés. Tras repetir algunos gestos, empezamos a ver marcas en la frente, al costado de los ojos o en la comisura de los labios. Algunas opciones para contrarrestarlo puede ser practicar yoga facial o hacernos un masaje anti age.


2. Acné.

Es una inflamación producida por la secreción de sebo en la piel que obstruyen los poros. Esta se produce por diversos problemas entre genéticos y hormonales. Sin embargo, el estrés es un factor de riesgo debido a que el organismo en un estado de tensión aumenta la secreción de sebo.


3. Inflamación e irritación.

Es frecuente que aparezcan erupciones, psoriasis, eczemas o dermatitis. Esto se debe a que el estrés, hace que la piel le sea más difícil protegerse y esta debilidad es la entrada afecciones para el acné. Lo aconsejable es ir a un dermatólogo para determinar el problema y recibí el tratamiento adecuado.


4. Ojos cansados.

Las ojeras son señal de estrés. No solo aparecen por el cansancio del trabajo sino por falta de sueño. Para aliviar un poco esto, es recomendable hacer ejercicio para descargar tensiones y eliminar los dispositivos móviles un rato.


5. Cuero cabelludo grasoso.

Muchas personas experimentan la caída de cabello como consecuencia del agotamiento. Así mismo, el cuerpo cabelludo se ve más afectado ya que produce más sebo de lo normal.


6. Urticaria.

En estados estresantes, el cuerpo secreta adrenalina y cortisol. Estas hormonas provocan el desequilibrio que genera urticaria en personas de piel sensible.


7. Dermatitis atópica.

En las personas demasiado estresadas se puede desencadenar la dermatitis atópica. Esta se caracteriza por la erupción cutánea, enrojecimiento, comezón y ardor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *