¿Escuchas tu voz diferente a como suena?

Son pocas las personas que les agrada su voz cuando es grabada, especialmente cuando la escuchan por primera vez, pero ¿a qué se debe esto?.

Las grabaciones de nuestras voces, la mayoría de veces nos muestran una voz mucho más fina, fuerte y diferente a la que nos escuchamos. Existe una gran diferencia entre cómo nos escuchamos y como nos escuchan las demás personas y esto se debe a la forma en que se encuentra predispuesto el oído y a cómo viajan los sonidos a través de él.

La explicación científica que existe detrás esto tiene su base en las vibraciones corporales internas. Cuando escuchamos a otras personas hablar, el tímpano y el oído interno vibran como resultado de las ondas sonoras que vibran con fuerza, vibraciones las cuales el cerebro convierte en sonido.

Lo mismo sucede cuando nos escuchamos hablar, pero a estas ondas sonoras externas se le añaden vibraciones internas de nuestro cuerpo, vibraciones de las cuerdas vocales y vías respiratorias que se agregan a la mezcla. 

Se añaden conducción ósea a la conducción del aire cuando hablas, el sonido de conducción ósea sucede cuando se activa las cuerdas vocales y las vibraciones que pasan por el cráneo, alcanzando así el oíd interno.

Obteniendo así como resultado, la voz que escuchamos dentro la cabeza es más baja y suave debido al retumbar extra y al escucharla cuando viene desde afuera, por ejemplo de una grabación hace que suene más aguda y extraña.