Engordar en pareja es síntoma de felicidad


Una investigación afirmó que engordar en pareja es síntoma de felicidad.

Una nueva investigación mostró que los recién casados que reportaron sentirse satisfechos con sus matrimonios tendían a ganar peso, mientras que aquellos que tenían en cuenta el divorcio para sus relaciones tendían a ser más delgados.
Estos hallazgos se encontraron gracias a un estudio de 169 parejas recién casadas. Los investigadores estudiaron por cuatro años a las parejas, midiendo cuanto peso habían ganado y preguntándoles por la satisfacción marital que llevaban dos veces al año. Las parejas más felices ganaron significativamente más peso que aquellas que no se soportaban.
Esto no era lo que se esperaba del caso. Las teorías apuntaban a que las parejas infelices deberían promover la ganancia de peso, porque las persona estresadas tienden a perder su «habilidad auto-reguladora», por lo que pueden comer más; pero por otro lado, las personas son normalmente motivadas a mantenerse en la línea con el fin de conseguir pareja, y como ya están felizmente casados no se preocupan por atraer a una nueva persona. Están menos motivados a mantenerse delgados.