En las decisiones, la respuesta predeterminada del cerebro es decir «no».


Un reciente estudio descubrió que, cuando enfrentamos decisiones, la respuesta predeterminada del cerebro humano es decir «no».

Podemos dejarnos llevar por la presión grupal, mercadeo y persuasión, pero cuando nos enfrentamos a tomar decisiones, la respuesta programada por nuestros cerebros es decir «no», esto lo sugiera un reciente estudio.
Un nuevo modelo computacional basado en datos de cerebros de roedores, mostró que las señales cerebrales que le competen las decisiones de «Ir» o «No-Ir», se originaban de una célula nerviosa en el estriado, una parte del cerebro que juega un papel fundamental en la toma de decisiones, aprendizaje y varias funciones motoras. Pero esta parte está atada a siempre estar en contra de las neuronas «Ir», que son expresadas en receptores de dopamina tipo D1, afirmó Arvind Kumar, pionero del estudio e investigador.
«Puede que los humanos están destinados a ser unos negativistas,» dice Kumar. La razón es que las neuronas D1 (Ir)  y sus rivales D2 (No Ir) están proyectadas en caminos dentro de las estriadas que se inhiben mutuamente. «Sin embargo, se nota que el camino de No-Ir ejerce mayor inhibición al camino Ir que viceversa,» dijo el investigador.
En conclusión, estamos predestinados a responder con un «no» por cuestiones evolutivas, tal vez porque tomando esta decisión nuestros antepasados evitaban el riesgo que supondría cualquier situación.