El uso de los teléfonos inteligente hace que las personas tengan mala postura.


El uso de los teléfonos afecta la visión, los reflejos y hasta la postura.
El uso de los teléfonos inteligentes se ha hecho indispensable para nuestra vida cotidiana, pero lo que no sabemos es que un reciente estudio confirmó que estos aparatos pueden ocasionar un problema a nuestra postura, además de otros datos que no lo sabíamos.
Para este estudio se contó 30 personas voluntarias de la Universidad de Bath y Texas, en Estados Unidos. Los resultados de esta investigación apuntaron a que las personas que caminan mientras usan su teléfono inteligente tienden a cortar la longitud de sus pasos, además afecta la postura, la visión y hasta los reflejos.
Por lo que las personas que adoptan está postura encorvada, generalmente sienten malestar en la columna y afecta el equilibrio, asimismo enfocarse en los contenidos del teléfono afecta la visión.