El reloj digital más asombroso y curioso del mundo: Ferrolic


El diseñador alemán Zelf Koelman creó un reloj que funciona con un ‘ferrofluido’ que se polariza en presencia de un campo magnético para dar la hora y algo más.

Un ferrofluido es un líquido que se polariza en presencia de un campo magnético. Este líquido lleva materiales ferromagnéticos mezclado con agua en un solvente orgánico, lo que lo hace maleable y bastante fácil de mover con la ayuda del magnetismo.
Y precisamente eso fue lo que se le ocurrió a Zelf Koelman cuando aprovechó esta increíble propiedad para crear el reloj digital más curioso que hemos visto: Ferrolic.
Koelman explica en su página que quiere mezclar el concepto del diseño, naturaleza y la ciencia para mostrarnos a los humanos nuevas perspectivas. Y esto es posible gracias a los avances en la ciencia de los ferrofluidos. 
Este reloj muestra la hora de una manera muy dinámica, se observa cómo el líquido va moviéndose para marcar los dígitos de la hora usando electroimanes situados en la parte posterior de la pantalla que se activan para atraer al ferrofluido, llevando de la manera más artística a cada dígito del reloj, y claro, puede controlarse también para mostrarnos iconos y otros tipos de imágenes.

—¡Ya cállate y toma todo mi dinero!

Pues no es así de sencillo, pues la creatividad tiene su precio, y vaya que es alto. Si te quieres hacer con uno de estos relojes necesitas dos cosas: 7.500€ y esperar a la fecha de lanzamiento para poder comprarla en www.Ferrolic.com
—Está bien, soy pobre.
Mira como funciona en este vídeo promocional: