El corto suministro de luz ocasiona cambios naturales en el organismo de las personas.


La falta de luz puede ocasionar depresión y dificultad de aprendizaje en las personas.
El corto suministro de luz provoca en las personas cambios en los ritmos naturales del organismo. Durante la época de invierno en algunos países es cuando se presentan más estados de depresión y melancolía en las personas, con los largos que pueden ser estos y de casi total oscuridad la tasa de suicidio es más elevada que en otros lugares.
Para comprobar este estudio, los científicos de la Universidad Rider y Johns Hopkins, utilizaron los ratones de laboratorios el cual dividieron en dos grupos. El primer grupo fue sometido a 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, y el segundo grupo a un ciclo que consistía a 3,5 horas de luz y 3,5 horas de oscuridad. Los científicos usaron el trastorno depresivo para comparar los niveles de corticosterona de ambos grupos y se dieron cuenta que el segundo grupo poseía mayores concentraciones de la misma.
Asimismo la falta de luz provoco dificultades de aprendizaje, debido a que durante la prueba los animales debían buscar una plataforma escondida. Los ratones del segundo grupo necesitaban más intentos para finalizar la búsqueda con éxito. 
Por lo que concluyeron que estos resultados indican dificultades en el aprendizaje en la región cerebral del hipocampo, así los ratones que fueron expuestos a cantidades de luz menores e irregulares sufrieron de mayor depresión.