El átomo la partícula más pequeña.

Datos curiosos:

1. Los átomos son indestructibles.

2. Todos los átomos con excepción de los más pequeños se formaron hace millones de años en las estrellas.

3. El número de átomos del universo es uno seguido de 80 ceros.

4. Más de 99,9% del volumen del átomo está vacío.


El átomo es la partícula más pequeña e indivisible de un elemento químico que contiene íntegras propiedades. Su estudio constituye la base de la física y la química contemporánea.

El concepto de átomo como parte más pequeña e indivisible de toda materia fue desarrollado en la Grecia clásica por los filósofo Leucipo y Demócrito. Rechazado por Platón y Aristóteles que siguieron la teoría de Empédocles de los cuatro elementos fuego, aire, agua y tierra. La atomística cayó en el olvido hasta el siglo XVIII, qué los científicos como Lavoisier y Proust desarrollaron los primeros fundamentos de la teoría atómica.

Fue John Dalton que a principios del siglo XIX, sentó las bases de la moderna teoría del átomo. Acuña los conceptos de peso atómico y molecular y elaboró la primera tabla de elementos en 1805.

Seguidamente, las nociones de átomo y molécula no dejaron de precisarse y concretarse. La clasificación periódica de los elementos de Mendeleev vino a coronar los esfuerzos de los químicos. Anunciar que todo el universo puede estar formado Sólo por un centenar de átomos diferentes.


Estructura del átomo.

Todo átomo está constituido por tres partes:

1. Una parte eléctricamente positiva, formada por los portones.

2. Una parte eléctricamente negativa, compuesta por los electrones.

3. Una tercera integrada por minúscula partícula neutra denominada neutrones.

La carga eléctrica del protón y la del electrón son iguales y contrarias. Como los átomos suelen existir en forma neutra, el número de electrones de un átomo debe ser igual al de portones. Los electrones ocupan el espacio más extremo del átomo, los protones se sitúan en el centro y con los neutrones constituyen el núcleo.

Los electrones y los protones de todos los elementos químicos son iguales. Por lo que estos se diferencian por el número de protones, neutrones y electrones presentes en su interior.


Energía de ionización.

Los electrones no ocupan una posición fija del núcleo atómico, sino que giran a su alrededor con sus cargas negativas para no ser atraídos por el núcleo de carga positiva. La cantidad de electrones que giran en torno al núcleo atómico es proporcional al número de protones que éste posee, de manera que cuando aumenta su número también lo hace el de electrones.

Todos los electrones giran en órbita distinta ya que, al ser sus cargas del mismo signo tienden a repelerse. Si se requiere separar un electrón del núcleo al que está ligado es necesario emplear una energía superior a la fuerza. La cual es de atracción electrostática que el núcleo ejerce sobre los electrones. Esta energía aumenta a medida que se pasa de los electrones más externos a Lomas internos, ya que éstos tienen menos energía si son más estables.


La nube electrónica.

El movimiento de un electrón en torno al núcleo se produce en un determinado nivel energético. Con la velocidad elevadísima y dentro de un espacio que resulta inmensamente amplio. En el caso de que su movimiento pudiese ser observado, no podrían distinguirse sus diferentes posiciones en el espacio. Tan sólo podría apreciarse una especie de nube, una impresión de movimiento continuo provocado por su velocidad de traslación.


Los orbitales.

Son las regiones del espacio que rodean el núcleo. En las cuales existen más del 90% de probabilidades de encontrar un electrón dado con un determinado nivel de energía. Para describir con precisión Cuáles son las características propias de un orbital es necesario suministrar los valores que le son propios. Humor vital puede definirse como una zona del átomo que posee una dimensión, una forma y una orientación bien determinada.

Le corresponden tres valores denominados números cuánticos. Este enunciados se completa con el principio de exclusión, que afirma que en un átomo no pueden existir o vitales con sus números cuánticos idénticos. El principio refleja una ley fundamental de la naturaleza, según la cual los electrones de un átomo se dispone con regularidad en los distintos orbitales existentes, a distancias bien determinadas en torno al núcleo.

Dato fundamental es que todas las orbitales sólo pueden encontrarse dos electrones como máximo, orbital se denomina vacante si no está ocupado por ningún electrón. Si está ocupado por un solo electrón y completo si está ocupado por dos electrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *