El agua, un elemento básico en el desarrollo de la vida.

El agua es un elemento básico en el desarrollo de la vida. Aproximadamente unas tres cuartas partes del peso del cuerpo humano están formadas por agua. En el caso de las plantas, esta proporción se estima en un 60-85%. Las dos terceras partes de la superficie del planeta están compuestas por mares y océanos. 


Tipo de agua.

Las aguas saladas, las que conforman los océanos y mares, representan aproximadamente el 97% del agua del planeta que habitamos. Sin embargo, las aguas dulces, empleadas de forma mayoritaria para uso y consumo humano, constituyen solamente el 0,0027% del total.

1. Aguas saladas: 97%

2. Hielo: 2%.

3. Lagos: 0.009%.

4. Ríos: 0,00009%.

5. Aguas subterráneas: 0.99091%


El comportamiento del agua es anómalo frente al de otros compuestos de análoga composición. Entre 0 °C y 100 °C se encuentra en estado líquido, algo que sólo ha podido ser comprobado en la Tierra. En el resto del Universo, salvo en Marte, no se ha detectado agua líquida. 

En la mayoría de las sustancias, la densidad decrece con la temperatura, pero en el caso del agua no sucede así. Por encima y por debajo de los 4°C, se expande, por eso el hielo flota sobre agua líquida. El volumen del hielo es aproximadamente un 10 % menor que el del agua líquida. Si la densidad del hielo disminuye conforme lo hace la temperatura, se helaría de abajo hacía arriba, cuando su proceso es al revés.

El agua es, junto con el amoniaco, una de las sustancias con mayor capacidad calorífica. Esta característica resulta importante desde el punto de vista climático, los océanos son grandes moderadores del clima.


Aguas subterráneas.

Las denominadas aguas subterráneas son las que hallan retenidas en el terreno y las almacenadas en los acuíferos. Representan, por tanto, una gran parte de las reservas totales de agua del planeta. La recarga de los acuíferos proviene de las precipitaciones atmosférica y de las corrientes superficiales, en terrenos calizos, llegan a ser absorbidas por el subsuelo. 

En cuanto a su localización, las aguas subterráneas suelen estar relativamente próximas a la superficie terrestre. Porque a partir de 50 metros aproximadamente la presión ejercida por los estratos superiores hace que los poros por los que se filtra el agua se vayan reduciendo de forma progresiva. 

La calidad de las aguas subterráneas se ve afectada por la contaminación producida por el posible filtrado de aguas residuales. Finalmente, en zonas agrícolas y ganaderas, la afección viene producida por los fertilizantes utilizados en los cultivos y por los desechos del ganado.


Características de las aguas naturales.

El agua procedente de los ríos y manantiales, que es utilizada para el consumo humano, posee las siguientes características:

1. Es incolora, inodora e insípida.

2. Tiene pH neutro.

3. Contiene partículas insolubles y materia orgánica.

4. Contiene sales minerales que le proporcionan la dureza y alcalinidad.

5. Contiene gases disueltos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *