Diferencias entre las personas racionales y emocionales

Un grupo de la Universidad de Monash, en Australia ha descubierto que el cerebro de las personas racionales es físicamente diferente al de las personas más emocionales. Según el líder del estudio Robert Eres «Las personas que tienen niveles altos de empatía afectiva son a menudo los que se sienten bastante bastante asustados cuando ven películas de miedo o comienzan a llorar durante una escena triste. Por el contrario, los que tienen alta empatía cognitiva son más racionales, por ejemplo, cuando un psicólogo aconseja a un paciente».  

Los cambios que producen la empatía en nuestro cerebro, se encuentra dividida entre afectiva y cognitiva, donde afectiva es la capacidad que tiene el individuo para responder adecuadamente el estado emocional de otra persona y cognitiva la capacidad de comprender o sentir lo que está pensando la otra persona, esto fueron el objetivo de este trabajo de investigación. Para el estudio los científicos contaron con la participación de 176 participantes a los que midieron con morfometría basada en voxel (la cantidad de materia gris que posee cierta parte del cerebro).

Los resultados concluyeron que las personas con empatía afectiva mostraban más densidad de materia gris, ubicada en el centro del cerebro y las personas con empatía cognitiva tenían más materia gris en la zona ubicada en el área media del cerebro que cumple funciones claves en la actividad cerebral del sistema límbico.

«Esto proporciona la validación de que la empatía es una construcción de múltiples componentes, lo que sugiere que la empatía afectiva y cognitiva se encuentren presentadas diferencialmente en la morfometría cerebral».