Dependiendo de la época del año en la que estemos nuestro cabello se ve afectado.


Debido a que las horas de luz disminuyen en la época de otoño el crecimiento y caída del cabello se ve afectado.
Cuando esta a punto de comenzar el otoño el número de horas de luz empieza a disminuir, lo que hace que cambie la producción de hormonas sintetizadas, más que todo los niveles de hormonas de melatonina la cual afecta el crecimiento y la caída del cabello.
Las personas tienen un ciclo de vida capilar que explica el proceso y la fase de cada cabello, es decir, todo cabello pasa por una fase de crecimiento, luego por una de estancamiento y por último la caída. Todo este proceso se encuentra controlado por un reloj molecular ubicado en los folículos pilosos donde empieza la vida de cabello.
Estudios demuestran que a principios de la época de otoño los cambios hormonales hacen que el número de cabellos en la fase de telógeno aumente y que a su vez crezcan menos pelos nuevos en otras estaciones. Normalmente las personas mudan diariamente 100 cabellos, pero entre los meses de Septiembre y Noviembre esto puede aumentar.
La ventaja que tiene esto según los investigadores, es que reduce la caída del cabello durante el invierno y la pospone hasta finales del verano y principios de otoño, lo que nos permite proteger la piel de los rayos solares.