Algunos datos que quizás no sabía sobre el orgasmo

De acuerdo con la Asociación Mexicana para la Salud Sexual. El orgasmo son contracciones involuntarias en la musculatura pélvica, acompañadas de sensaciones intensas en diferentes partes del cuerpo.

Estos son algunos datos que quizás no sabías sobre el orgasmo.

1. El orgasmo se genera en el cerebro.

El ginecologo William Masters y la sexologa Virginia Johnson, fueron pioneros en demostrar la relación entre las respuestas cerebrales. Luego, más adelante, se hizo famosa en Nueva York, EE.UU. Barbara Carrellas, debido a que desarrolló una técnica de auto-estimulación que le permitía practicar sexo mental.

Su técnica se centra en lo que ella denomina respiración y energía orgásmica. Los ejercicios se realizan vestidos y carecen de estimulación genital directa. Por lo que las personas que asisten a sus talleres, no tienen que preocuparse en desnudarse ante los demás.

Su práctica se concentra en la respiración, en cómo la energía se crea y se expande en el estómago. Una vez concentradas las energías y la respiración. Se recomienda comenzar a mecer las caderas de arriba abajo, al compás de la respiración. Dejando así que el cuerpo fluya.

2. El multi-orgasmo puede ser un problema.

Es más conocido en mujeres. El síndrome de excitación Sexual Persistente, el cual fue descrito por primera vez en el año 2001 y considerado una disfunción sexual desde el 2003. Este no es sino un trastorno caracterizado por la presencia de tensión en los genitales acompañada de excitación continua.

Las mujeres que sufren de esto, sienten que aumenta su frecuencia cardíaca, que se acelera su respiración. Su musculatura pélvica se contrae y el cuerpo se prepara para el orgasmo.

3. El dinero da menos felicidad.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Warwick. Las personas sienten más felicidad cuando experimentan un orgasmo que cuando obtienen dinero.

4. Se puede gozar después de morir.

Se puede llegar a sentir en caso de muerte cerebral si se estimulan y oxigenan los nervios sacros. Así lo afirma Mary Roach, quien dice. 

«Si en un cadáver se produce el reflejo de Lázaro, es decir, se incorpora de cintura para arriba y cruza los brazos. ¿por qué no el reflejo del orgasmo?».

5. Estudiar el coito en un laboratorio, es posible.

Según el McGill University Health Centre, en Canadá. Ha podido saber que la temperatura en los genitales sube dos grados en poco más de 10 minutos.