Curiosidades sobre las tortugas terrestre.

Las tortugas terrestres son reptiles tranquilos y muy pacíficos, que cada vez encuentran mayor aceptación como mascotas. Existen muchas especies diferentes, tortuga mediterránea o tortuga de Hermann, Tortuga Estrellada, Tortuga Rusa, Tortuga Argentina, esta última en peligro de extinción.

Posee un caparazón dorsal formado por placas perfectamente estructuradas y compactas que se unen al plastrón a través de una pasarela lateral. Es imposible separar una tortuga de su caparazón, ya que las costillas están unidas al mismo.

A pesar de no tener dientes, es conveniente tener cuidado con su mordedura, ya que poseen una boca puntiaguda compuesta por una membrana muy dura y unas mandíbulas muy fuertes. Su cuello, es muy largo y flexible, pueden estirarse o encogerse rápidamente cuando lo deseen.

En condiciones óptimas pueden llegar a vivir gran cantidad de años. De medida suelen alcanzar los 50 y 60 años, pero no es raro que lleguen hasta los 80 o incluso los superen.

Su reproducción.

Las tortugas son ovíparas, es decir, reproducen huevos. Las hembra buscará un lugar apropiado para la puesta. Hará un agujero de unos 10 cm. en el suelo ayudándose de las patas traseras y dejará que los huevos caigan en él. Después lo tapará nuevamente utilizando las patas de atrás.

En su hábitat natural, la época de reproducción transcurre durante la primavera y el verano, cuando las condiciones ambientales son agradables. En cautiverio esta época no está definida ya que la temperatura y la humedad se mantienen constantes durante todo el año.

Alimentación

La alimentación de las tortugas terrestres es variada. Estos animales son mayormente omnívoros y entre su dieta destacan las verduras y las frutas de distintos tipos.

El calcio es uno de los nutrientes importantes en la dieta de las tortugas terrestres porque les fortalece el corazón. También es beneficioso para ellas comer tomate, pepino, lechuga, melón, zanahoria y manzana.

Territorio

Aunque son muy lentas, a las tortugas terrestres les encanta caminar, por lo que necesitan un espacio muy amplio para vivir cómodamente. Si su habitáculo no es lo suficientemente grande hay que permitir que la tortuga salga y ande por la casa cuando lo necesite.

Otras curiosidades…

1. El caparazón de las tortugas está hecho de 50 diferentes huesos, puede que parezca un fuerte escudo, pero en realidad es la unión de varios huesos.

2. A diferencia de muchos animales con caparazón, no puedes remover a una tortuga de su caparazón.

3. Para esconderse en su caparazón, las tortugas hacen maniobras increíbles con su espina dorsal.

4. Su corazón luce fuerte pero no es un escudo, es parte de su sistema óseo y si este es dañado, la tortuga puede sentir dolor.

5. Las tortugas pueden luchar con otras tortugas hasta la muerte.

6. No tienen cuerdas vocales, aún así pueden emitir sonidos.

7. Los organos sexuales de la hembra, están escondidos en la misma cavidad que utiliza para hacer pupú.

8. La mayoría de las tortugas pueden vivir más de 100 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *