¿Cuales son las señales de la lengua?

La lengua es el órgano más imprudente que tenemos, esta cumple diversas funciones, no solo sirve para percibir sabores, sino que también juega un papel fundamental en el proceso digestivo. Y aunque no le prestemos mucha atención, ella tiene mucho que decir.

No todas las lenguas son iguales: el tamaño, el color y textura varía dependiendo de cada persona. En ella se puede encontrar bacterias y muchas terminaciones nerviosas. Si se observa con detenimiento, podemos percibir señales que nos permiten conocer el estado de nuestra salud. Su aspecto es importante, muchos especialistas de la medicina la revisan a menudo para conocer como se encuentra el organismo de las personas.

Una lengua saludable no se agrieta, tiene un color rosado, es flexible y se encuentra levemente húmeda. Las personas que se alimentan de manera balanceada, están emocionalmente estables. Es decir, la lengua roja indica que el individuo presenta algún tipo de infección y problemas en la garganta. Sin embargo, estos individuos se irritan y estresan con facilidad.

Por otro lado, la lengua con aspecto de mapa, que suele ser rugosa en su parte anterior, es una condición de origen genético completamente benigna. Esto se relaciona con la ingestión de alimentos muy condimentados o ácidos y ciertas alergias. Por último los problemas comunes como llagas, evidencian la falta de ciertos nutrientes como las vitaminas A, B3, B6 y C en la dieta de las personas.