¿Cual es la mejor hora para tomar una ducha?

La mejor hora del día para tomar una ducha dependerá de nuestro tipo de piel y del tipo de sueño que tengamos.

Alguna vez te has preguntado si ¿es mejor bañarse por las mañanas o por las noches?. Si bien sabemos la ducha es una rutina compleja debido a sus beneficios. Básicamente nos duchamos para limpiarnos, pero sin embargo la ducha sirve también para refrescarse, relajarse, curar enfermedades y hasta para mejorar el estado de ánimo.

Pero la pregunta es ¿cual es la mejor hora para tomar una ducha? No hay una hora exacta en la que se obtengan mejores beneficios o no, todo depende de qué tan sucios nos sintamos o cuando nos apetece hacerlo. Además de esto depende del tipo de piel, de nuestro tipo de sueño y del tiempo que tengamos antes de trabajar.

Ahora bien cuando es mejor ¿en las mañanas o en las noches?

Estos son algunos tips de porque debemos bañarnos en la mañana:

1. Si te cuesta levantarte temprano, una buena ducha ayuda a despertar el cuerpo y la mente.

2. Si tienes una entrevista de trabajo o cualquier ocasión especial, en la que necesitas afeitarte por las mañanas, una ducha con agua caliente ayudará a abrir los poros y con esto hará mejor el afeitado.

3. Para las personas que tienen la piel grasosa se les recomienda bañarse en las mañana, debido a que en las noches se desarrolla con más fuerza la grasa.

4. Hay personas que las duchas nocturnas nos desvelan, asimismo un estudio indicó que las duchas nocturnas trastorna los ritmos circadianos que regulan el sueño.

5. Hay personas que transpiran mucho por las noches incluso en épocas de frío, es por esto que deben ducharse en las mañanas.

Algunos tips de porque debemos ducharnos por las noches:

1. Si eres de las personas que vas con sobretiempo y no te alcanza para bañarte en las mañanas, una buena ducha en la noche también puede funcionarte.

2. Una ducha nocturna reparadora del estrés diario ayuda a recuperar la piel seca.

3. Si necesitas relajarte y refrescarte una ducha nocturna te ayudará a liberarte del estrés, pero cabe destacar que no sea con agua muy fría o muy caliente. Lo más conveniente es que sea con agua templada.

4. Si eres un obsesionado con la limpieza y no puedes ir a dormir todo sudado y lleno de gérmenes debes ducharte por las noches.

Con esto podemos concluir que para una buena ducha es importante saber que tipo de piel tenemos y además nuestro tipo de sueño. Una ducha afecta nuestro cuerpo y nuestra mente por eso no debe tomarse a la ligera si queremos obtener sus beneficios.