¿Conoces sobre el balonmano?

El balonmano es uno de los deportes de equipo más espectaculares. Fuerza, potencia, rapidez e inteligencia táctica son algunas de las características que mejor definen el juego en continua evolución.


Apuntes históricos.

Aunque se practicaron juego de pelota con cierta semejanza desde la antigüedad. El balonmano es un deporte de reciente creación ya que su origen data de finales del siglo XIX. En este tiempo se empezó a practicar en las escuelas de la antigua Checoslovaquia un deporte similar, en el que cada equipo estaba formado por 7 jugadores.

Seguidamente Holger Nielsen, un profesor de gimnasia de un instituto danés, introdujo 1898 un nuevo juego en el que se empleaba un balón de pequeño tamaño. El tercer antecedente de balonmano es el torball ideado en 1907 por Max Heiser, un profesor de educación física de Berlín. Que refundió reglas de distintos deportes de equipo.

Después de la Primera Guerra Mundial, el balonmano se popularizó rápidamente en Alemania, donde se convirtió en uno de los deportes nacionales. Hasta 1935 evolucionó paralelamente con el fútbol con reglas prácticamente idénticas. Se disputaba sobre terrenos al aire libre de Dimensión semejante y con la misma medida de la portería, en cada equipo se alineaban 11 jugadores.

Poco a poco el balonmano 7 fue ganando adeptos, Mientras que el balonmano a 11 prácticamente desapareció en los años 50. En 1938 se disputaron los primeros campeonatos del mundo y en 1946 fue creada Copenhague la federación internacional.


Fundamentos del juego.

El balonmano se pueden montar uno de forma rectangular de 40 m de largo y 20 m de ancho. Se enfrentan dos equipos de 7 jugadores, uno de los cuales actúa como portero. Cada equipo cuenta con 5 suplentes y pueden efectuar un número ilimitado de cambio.

El objetivo es introducir el balón que mide 58 a 60 cm de circunferencia y peso entre 425 y 475 g en la portería del equipo contrario. La pelota debe jugarse con las manos, no puede retenerse más de tres segundos y sólo está permitido dar tres pasos sin botar. El portero es el único jugador que tiene la potestad de emplear los pies. Los partidos están divididos en dos tiempos 30 minutos con 10 minutos de descanso.

Las medidas de la portería son 2 metros de alto y 3 metros de ancho. En torno a ellos se sitúa el área que sólo puede ser pisada por el guardameta. Está delimitada por una línea recta de 3 metros, de largo 6 metros de portería y se continúa en cada extremo por un cuarto de círculo de 6 metros de radio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *