¿Conoces sobre el síndrome de las piernas inquietas?

El síndrome de las piernas inquietas es una afección que causa un impulso incontrolable de mover las piernas. Por lo general es debido a una sensación incómoda. Suele ocurrir por la tarde o la noche cuando estás sentado o recostado. el movimiento de la pierna es capaz de aliviar, temporalmente, una sensación desagradable.

Dicho síndrome de las piernas inquietas se conoce como «enfermedad de Willis-Ekbom». Puede empezar a cualquier edad y generalmente empeora con el tiempo. Puede alterar el sueño, lo que interfiere en tus actividades diarias.

Es posible que para el diagnóstico el médico realice una exploración física y otra neurológica. Pueden pedir análisis de sangre, particularmente para detectar deficiencia de hierro, a fin de descartar otras causas posibles de los síntomas.


Síntomas.

1. Necesidad irresistible de mover las piernas, acompañada o no de sensaciones molestas.
2. Inicio o empeoramiento de los síntomas durante períodos de inactividad. Por ejemplo: permanecer sentado o acostado, en la cama, en el cine o durante viajes prolongados.
3. Alivio con el movimiento. Las molestias se alivian o desaparecen cuando te empiezas a mover, caminan o frotan sus piernas.
4. Empeoramiento de los síntomas a últimas horas de la tarde o por la noche. Esta característica hace que las personas tengan dificultades de mantener el sueño.


¿Cual es la causa?

La mayor parte de los hallazgos de investigación sugieren un trastorno en el funcionamiento de la dopamina. A su vez, la dopamina necesita del hierro para funcionar correctamente. Se ha visto en las personas que sufren de este síndrome que existe un mal funcionamiento del hierro. Con gran frecuencia, existen familiares cercanos afectados.


Tratamiento.

1. Dormir lo suficiente. Anda a la cama y despiértate a la misma hora todos los días.
2. Pruebe el uso de compresas calientes o frías en las piernas.
3. Ayude a relajar los músculos con estiramientos suaves, masajes y baños calientes.
4. Dedique tiempo de su día simplemente a relajarse.
5. Evite la cafeína, el alcohol y el tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *