Conoce sobre algunos tipos de dolores de cabeza.

El dolor de cabeza es la forma más común de dolor y una de las razones por las que las personas se toman días de trabajo o de estudio y acuden al médico.

Sin embargo, no todos los dolores de cabeza necesitan atención médica, pero a veces un dolor de cabeza puede indicar un trastorno más grave.

Signos peligrosos de un dolor de cabeza.

Los tipos de dolores de cabeza más comunes son cefaleas tensionales, migrañas o cefalea en brotes, dolores de cabeza sinusales y el que empieza desde el cuello. Se puede tener un dolor de cabeza leve con el resfriado común, la gripe u otras enfermedades virales cuando también tenga una fiebre baja.

Muchas de las personas con dolores de cabezas fuerte pueden llegar sentirse mejor haciendo cambios en el estilo de vida.

Causas de los dolores de cabeza.

1. Una conexión anormal entre las arterias y la venas en el cerebro que se forman antes del nacimiento.

2. Se detiene el flujo de sangre a parte del cerebro.

3. Sangrado del cerebro.

4. Sangrado alrededor del cerebro, puede ser hemorragia, un hematoma subdural o epidural.

Tipos de dolores de cabezas.

1. Cefalea tensional.

Son causadas por la tensión muscular, esta se debe al estrés o causas físicas, como la contradicción intensa y continuada de los músculos del cuello.

Esta puede representarse como una tensión o presión constante en los dos lados de la cabeza. En los casos más intensos incluso tocar los músculos afectados puede provocar dolor.

2. Migrañas.

Son dolores de cabezas causados por la activación de neuronas de la corteza cerebral. Expertos indican que las atribuye al estrechamiento de los vasos sanguíneos lo cual haría que la sangre y el oxígeno no lleguen de forma correcta al cerebro.

Además, produce un dolor más intenso que el de la mayoría de cefaleas tensionales. Suelen consistir en sensaciones similares a pinchazos o pulsaciones en uno de los lados de la cabeza.

3. Cefalea trigémino autonómica.

El nervio trigémino recibe las sensaciones captadas por muchos músculos de la cabeza, las cefaleas que implican principalmente la acción refleja del trigémino son conocidas como “trigémino-autonómicas”.

Los síntomas de este tipo de cefaleas son muy parecidos a los de la migraña, de modo que suelen afectar sólo a una mitad de la cabeza y consistir en dolor pulsátil. Pero, la intensidad del dolor es mayor a la de las migrañas.

4. Cefalea tusígena.

Se produce en una proporción importante a consecuencia de tos intensa. Algunos síntomas habituales de la cefalea tusígena son náuseas, vértigo y trastornos del sueño.

5. Esfuerzo físico.

Es aquellas en que los síntomas no son debidos a ninguna causa intracraneal, sino por la práctica de ejercicio muy intenso. El flujo anormal de la sangre puede hacer que partes del sistema nervioso se resientan.

6. Por traumatismo.

Golpes en el cráneo o en las cervicales, como los producidos por accidentes de tráfico, pueden provocar cefaleas pasajeras o crónicas. En general estas cefaleas aparecen conjuntamente con otros síntomas causados por el mismo traumatismo, como pueden ser problemas de concentración o memoria, mareos y fatiga.

7. Por trastorno mental.

Existe una relación temporal y causal entre ambos fenómenos, no obstante, en estos casos el dolor parece tener un origen psicógeno más que biológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *