Conoce sobre los métodos anticonceptivos.

Tanto el hombre como la mujer deben afrontar su fecundidad una postura de responsabilidad. Esto supone actuar de acuerdo a la propia conciencia y con las normas de conducta que surgen de la convivencia humana y de distinta forma de civilización. En este sentido, los anticonceptivos permiten al ser humano ejercer su sexualidad fuera de los condicionamientos de los ciclos de fertilidad determinado por la ovulación de la mujer.

Cuando se habla de contracepción hay que entender que está no sólo se practica para planificar la familia. También como modo de prevenir el embarazo en mujeres para la gestación se podría suponer un grave riesgo de salud.  también en el caso de enfermedades hereditarias o de aquellos que puedan contagiar de madre a feto. A partir de los 35 años, aumenta progresivamente el peligro de que la mujer es entre un hijo con síndrome de down. Si bien en la actualidad existen medios muy eficaces para el diagnóstico prenatal, existen posibilidad de evitar el riesgo previamente.

Es importante tener en cuenta que se debe controlar la reproducción, la pareja puede practicar una sexualidad no necesariamente ligada a la procreación.

En la situación actual y ante la amenaza real de una explotación demográfica, la única actitud que parece responsable es la regulación de la natalidad. Justamente son los países subdesarrollados, donde vive la mayoría de la población mundial, los que presentan un crecimiento acelerado de los nacimientos, mientras que en los países ricos los ritmos son muy lentos o incluso nulos.


Iglesia enemiga de los anticonceptivos.

El 25 de julio de 1968, Pablo XVI firmaba en Roma la encíclica humanae vitae, que prohibía todas las discusiones sobre la moralidad de los medios anticonceptivos artificiales, señalaba la licitud de los medios naturales para la regulación de la natalidad en casos graves.

Para la iglesia, el acto sexual perfecto deberían resultar inseparable los significados de unión y procreación. Por tanto son ilegítima, no sólo la esterilización directa perpetua o temporal de cualquiera de ambos sexos. Sino que también toda acción o previsión del acto conyugal, buen desarrollo de consecuencias naturales.


Métodos anticonceptivos.

Hay aproximadamente una docena de métodos anticonceptivos, algunos de ellos son efectivos solo el 50% de los casos, otros son casi infalibles. Estos son algunos de los más importantes:

1. Los métodos anticonceptivos biológicos son aquellos que, para evitar el embarazo,  no recurren a uso de fármacos, dispositivos ni técnicas quirúrgicas. Imponen abstinencia sexual durante la fase fértil del ciclo sexual, y el acto del coito, cuando tiene lugar, es completo. Basándose en el hecho de que el óvulo sólo puede ser fecundado durante las 12 horas, como mucho, 24 horas posteriormente a la ovulación.

Además de que los espermatozoides no permanecen vivos en el interior del aparato reproductor femenino durante más de 3 días, resultaría que la mujer sólo podría quedar embarazada durante 4 días de cada ciclo, el resto del mismo sería estéril fisiológicamente.

Por tanto, la clave de los métodos anticonceptivos naturales radica en determinar el momento exacto de la ovulación.

Así mismo, hay que mencionar los métodos anticonceptivos de Barrera. Las barreras anticonceptivas tienen como misión impedir que los espermatozoides atraviesa en el canal cervical. Son inocuos, no alteran el funcionamiento normal del organismo. Los capuchones son el método anticonceptivo de Barrera mecánica femenino.

La píldora es una combinación de hormonas estrógenos y progesterona. Tomada por vía oral previene la concepción al impedir la ovulación. La mujer debe ingerir un comprimido diario durante 21 días.

Parece comprobada la inocuidad de tales sustancias que en todo caso pueden provocar cefaleas, náuseas, trastornos gástricos y vómitos. Contraindicaciones comprobadas son las tromboflebitis, las hepatopatías y los tumores del aparato genital femenino incluidas las mamas. Las píldoras bloquean la fecundidad únicamente durante el tratamiento, una vez finalizado aquella vuelve a ser normal. Existen tres tipos de píldora:

1. Combinada.

2. Trifásica.

3. Progesterona.

Los dispositivos intrauterinos se conocen también por sus siglas DIU. Deben cumplir tres requisitos:

1. Proporcionar protección contra el embarazo.

2. Debe ser de fácil inserción con el mínimo de molestias.

3. Debe permanecer en el útero hasta que la mujer desea retirarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *