Conoce sobre los combustibles.

Se llama combustibles fósiles aquellas materias primas empleadas en combustión que se han formado a partir de las plantas y otros organismos vivos que existieron en tiempos remotos en la tierra. El carbón en todas sus variedades el petróleo y el gas natural son formas distintas de presentarse estos productos.

El carbón, el lignito y la turba, tiene su origen en los restos orgánicos de árboles y plantas de bosque que se hundieron en el agua de pantano. Se pudrieron como consecuencia de la acción del agua y la bacteria y se fueron cubriendo poco a poco de capas sucesivas de fangos que solidificar y se convirtieron en rocas.

El petróleo, por su parte, procede probablemente de la descomposición bacteriana de restos animales y vegetales ricos en grasas, que existían en las proximidades de lagos y mares. Al depositarse en el fondo de estos, al ser cubierto por las aguas, lo fueron también por capas de sedimentos descomponiéndose y dando origen a productos combustibles en estado líquido como el petróleo o el gas natural.

El carbón el petróleo y el gas natural son compuestos orgánicos formados fundamentalmente por hidrocarburos. A partir de ellos se obtienen otros combustibles derivados y subproductos que son luego empleados como materias primas en diversos procesos químicos orgánicos.

Carbón y sus derivados.

Posiblemente el primer combustible fósil utilizado por el hombre fue la turba, primera fase en la formación del carbón. Los yacimientos de turba se hallan en los pantanos en zonas con unas determinadas condiciones climáticas y topográficas, ya que el suelo debe ser capaz de retener el agua en la superficie o cerca de ella y la temperatura debe ser tal que no produzca una evaporación.

Como consecuencia de la propia temperatura del interior de la tierra y de la presión ejercida Por las capas de arena y lodo sobre la turba, primero se formó el lignito. Sustancia blanda de color marrón. Es considerada como carbón a medio formar. Este se fue transformando en hulla o carbón bituminoso, qué es el más abundante y utilizado en la actualidad. Finalmente la hulla se transformó en antracita, el carbón de formación más reciente. En función de las características de cada zona evidentemente existen yacimientos de los cuatro tipos de carbón.

Gas natural y sus derivados.

El gas natural se encuentra en yacimientos aislados y en ocasiones junto al petróleo. Contiene volátiles de bajo peso molecular y en líneas generales tienen sigue la siguiente composición: metano 80% etanol 13% propando 3% butano 1% nitrógeno 2,5%. De esa mezcla de gases se suelen separar por licuación, los hidrocarburos de 3 carbonos en adelante que son envasados apareció y empleado como combustibles como el propano butano.

La fracción 12 uso del metano y el etanol es distribuida a través de gasoductos y es lo que se conoce en la práctica como el gas natural utilizado en las calefacciones.

El petróleo y sus derivados.

El petróleo se encuentran yacimiento disperso por numerosos puntos de la corteza terrestre. Se trata de un líquido espeso compuesto por una gran cantidad de hidrocarburos. La mayor parte de ellos alifáticos de cadena abierta Aunque en algunas zonas son básicamente hidrocarburos cíclicos y aromáticos.

En muchas ocasiones aparece junto a grandes bolsas de gas natural que aún no se han disuelto en el petróleo. Recién extraído del yacimiento de petróleo crudo no tiene aplicación comercial. Es necesario someterlo a un proceso de destilación fraccionada en refinería para separarlo en distintas partes en función de su punto de ebullición.

La gasolina.

La gran demanda de gasolina para automoción determina su obtención. Por su acción directa de la destilación del petróleo por craqueo de otras fracciones más ligeras de este como el gasoil. El craqueo consiste básicamente en el rompimiento de las cadenas más largas de hidrocarburos. En este proceso se generan también grandes cantidades de hidrocarburos no saturados que contribuyen a la mejora de calidad de la gasolina. Además son materias primas en distintos procesos químicos.

El craqueo se puede producir por métodos térmicos omitiendo las fracciones superiores del petróleo a una temperatura de 400 a 450ºC. Una presión elevada de 20 a 70 atmósfera durante un tiempo breve.

No todas las gasolina provocan el mismo defecto de combustión en el motor de un vehículo ya que dependen del índice de octanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *