Conoce sobre la cadena trófica.

Una cadena trófica es una relación de tipo alimentario entre diferentes especies de una comunidad. En una cadena trófica existe un flujo de energías y nutrientes de unos organismos a otros. Siendo el nivel de energía transferida menor de un eslabón a otro.


Cadena trófica.

En una comunidad de seres vivos de cada especie, forma parte por regla general, de varias cadenas trófica. La conexión que se establece entre las distintas cadenas tróficas conforma una red trófica.

En los ecosistemas más pequeños, como por ejemplo la charca, las relaciones entre diferentes cadenas tróficas pueden ser muy complejas. La más importante fuente de energía de los ecosistemas es el sol, que llega en forma de energía lumínica.  esta energía es asimilado por los organismos fotosintéticos y transformada en energía química, utilizada para la asimilación de la materia orgánica.

Otra fuente importante se encuentra en la quimiosíntesis bacteriana. La bacteria, como las sulfobacterias, pueden en condiciones de oscuridad, y extrema en cuanto a presión y temperatura. Fijar los compuestos de azufre y asimilarlos como materia orgánica.

Es decir, existe una fuente de energía que hace mi lado y transferida de unos organismos a otros en un proceso continuo. En el que de manera paulatina es la energía que se va transmitiendo es cada vez menor.  Los ecosistemas requieren de un aporte continuo de energía para mantenerse.

Los grupos de organismos que presentan estrategias similares para la obtención de materia y energía se denomina niveles tróficos. Todas las cadenas tróficas de la naturaleza constan de cuatro niveles tróficos principales:

Productores.

Constituyen el primer nivel tróficos. Se trata de un organismo fotosintético como en las plantas en los ecosistemas terrestres o las algas en los acuáticos. En los ecosistemas donde no se realiza la fotosíntesis, el nivel trófico de los productores está preso y presentado por las bacterias quimiosintéticos. Este nivel constituye el 99% de toda la materia orgánica presente en nuestro planeta.

Consumidores primarios.

Son los animales heteroscios capaces de alimentarse directamente de la materia orgánica que hace utilizado los organismos productores.  un ejemplo de consumidores primarios son los animales herbívoros en la superficie terrestre y el zooplancton en la en medio acuático.

Para poder comportarse como consumidores primario han desarrollado una serie de adaptaciones que les permite sacar el mayor partido posible de energía si me la da de los productores. Algunos son de tipo bioquímico, enzimas capaces de asimilar la celulosa de los vegetales, como ocurre con los elefantes.

Consumidores secundarios.

Está formado por los carnívoros depredadores, animales que se alimentan de los herbívoros. Los super predadores, animales que se alimentan de los consumidores secundarios. Se denominan consumidores terciarios. Cualquiera que sea el ecosistema, existe un máximo de 5 niveles.

Dentro de este grupo se pueden englobar los animales carroñeros, que se alimentan de animales muertos.

Descomponedores.

Son los organismos que se alimentan de los desechos de una comunidad Cómo: heces, cadáveres, hojas, troncos de árboles. También son conocidos como detritívoros o degradadores, término que  hacen referencia a los hongos y a las bacterias.

En una masa boscosa, el 98% de la biomasa se concentra en este nivel. No en los herbívoros se entienden por yomasa la cantidad de energía fijada o como material biológico a partir de la fotosíntesis de las plantas.


En toda cadena trófica se transfiere el 10% de la energía total del nivel trófico el inmediatamente superior. El nivel de energía disponible desciende en cada escalón y el número de individuos es menor en el nivel superior. Esto da lugar a lo que se conoce como pirámide ecológica un valor elevado de organismo en la base y un número reducido en el vértice superior.

Como productores en un bosque se sitúan todos los árboles y como descomponedores, una especie en concreto de hongos. Un posible consumidor primario puede ser un herbívoro. Como el conejo, cuyo predador es el lince, que se convertiría en el consumidor secundario.

Otra posible relación puede tener como consumidor primario la materia vegetal, a una oruga de insecto. Que alimenta una especie de pájaro o consumidor secundario. A su vez este será la base de alimentación de una rapaz, que se situará como consumidor del tercer nivel el cual puede beneficiar un parásito que ocuparía el cuarto nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *