Conoce sobre el arte Azteca.

La última de las grandes civilizaciones mesoamericanas fue el Azteca. Y que caería en la lucha con Los Conquistadores españoles. Gracias a la ingente obra de recopilación de Fray Bernardino de Sahagún conocemos casi todos los aspectos, materiales como espirituales, de la vida de este pueblo. La civilización mejor estudiada del área latinoamericana.


Bases históricos-sociales.

Los aztecas eran guerreros nómadas del Norte, tras asentarse hacia 1267 en Chapultepec en el Valle de México, llegaron al dominar a los demás pueblos de la zona, asimilando sus culturas en especial la Tolteca.

Los orígenes del pueblo Azteca son inciertos, al parecer formaba una tribu de cazadores recolectores del Norte de México. Hasta su aparición en el centro del país hacia el siglo XII d. C. Puede que esta migración formará parte de un movimiento general de pueblos que precedió a la caída de la civilización tolteca.

Desde el punto de vista político, el estado era gobernado por una realeza de carácter despótico. Los aztecas sojuzgaron cruelmente a los pueblos vecinos y los prisioneros de guerra eran sacrificados en honor del dios sol. El valor en la guerra era una forma de asegurarse del ascenso en una sociedad fuertemente jerarquizada.


Arquitectura y urbanismo.

Tenochtitlán, capital del imperio Azteca, y el mejor reflejo de su estructura social llegó a tener 100000 habitantes. Se fundó sobre dos pequeñas islas del Lago Texcoco y, poco a poco, mediante la paulatina colmatación de la Laguna, se fue extendiendo por los alrededores.

Está unida a Tierra Firme a través de diques se calculaba que hacía 1519 vivían en el área suburbana alrededor del lago unos 400.000 habitantes. La mayor concentración humana de todo antigüedad latinoamericana. En origen la capital Azteca estaba formada por dos ciudades separadas, Tenochtitlán y Tlatelolco.

Sin embargo, la división entre ambas se mantuvo en efectos administrativos. También se hizo necesario dividir Tenochtitlan en cuatro distritos.

La ciudad se planificó entorno una inmensa Plaza de con 78 edificio público, este recinto tenía cuatro puertas de acceso orientada según los puntos cardinales.

De cada una de ellas partida entre sí mensa Calzada sobre el nivel del agua, que unían las Islas con la firme tierra y poseían un valor simbólico, además de estratégico. Dentro de las ciudades dentro de las ciudades se alzaban cientos de templos con sus correspondientes anexos.

Al menos habían dos grandes complejos, religiosos uno en cada capital.


La escultura Azteca.

Las manifestaciones artísticas más importantes en el campo de la escultura Monumental, de carácter religioso. Sirvió para representar las numerosas divinidades del panteón así como animales, tanto reales como mitológicos.

Las formas son realistas y el contenido simbólico. La estatuaria estaba el servicio del culto religioso y de guerrero. Los templos  se decoraban con estatuas colosales que servían para narrar hechos míticos o representar divinidades. Un buen ejemplo es la de la diosa coatlicue, madre de los dioses.


La piedra del sol.

Muy relacionado con la religión, el calendario azteca servía. Como fundamento de una elaborada serie de rituales y ceremonias llevado a cabo por los sacerdotes. Dicho calendario, común a otros pueblos mesoamericanos, contemplaban un año solar de 365 días y un ciclo ritual de 260, el tonalpohualli.

Como el calendario Maya, del cual procedía el ciclo ritual. Estaba dividido en 13 período de 20 días. Y el Solar de 18 meses de 20 días más, otros 5 sueltos llamado nemontemi, y considerados infausto. El ciclo ritual y el solar concordaban cada 52 años, lo que era celebrado con grandes ceremonias que incluían sacrificios humanos.

La llamada piedra del sol es un gran relieve, hallado en 1790. Durante obras de pavimentos en la plaza del Zócalo de México la antigua Tenochtitlan. Fue realizado entre 1325 y 1521. En un disco de basalto de 3,60 m de diámetro y más de 24 toneladas de peso. Que se colocaban sobre un pedestal en la casa del águila, para que pudiera ser visto por los sacerdotes de la pirámide. Desde abajo quedaba fuera de la vista del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *