Conoce un poco sobre la Leucemia.

El cáncer es una enfermedad que puede dar origen en cualquier parte de nuestro cuerpo. Este inicia cuando las células crecen descontroladamente sobrepasando su estado normal. Puede dificultar las funciones normales de nuestro cuerpo.

Existen muchos tipos de leucemias, algunas de estas son más frecuentes en los niños otras en los adultos.

Por lo general suele involucrar a los glóbulos blancos, que son más poderosos. Pero, por lo general, crecen y se dividen de manera organizada, a medida que el cuerpo lo vaya necesitando.


Características descubiertas.

1. El cáncer tiene cura si se diagnostica a tiempo.
2. La propagación de la célula se denomina metástasis.
3. Algunos tipos de cáncer crecen y se propaga rápidamente.
4. La mayoría de los cáncer forman una masa referida como tumor o crecimiento.
5. Hay algunos cáncer, como la leucemia que no forman tumores.


Síntomas.

Estos varían. Los signos y síntomas frecuentes de la leucemia son los siguientes:

1. Fiebre y escalofrío.
2. Fatiga persistente, debilidad.
3. Ganglios linfáticos inflamados.
4. Tendencia al sangrado.
5. Sangrado nasal.
6. Pequeñas manchas rojas en la piel.
7. Sudoración excesiva.
8. Dolor en los huesos.


Causas.

Los científicos no comprenden cuáles son las posibles causas de la leucemia. Sin embargo, se genera a partir de una combinación de factores genéticos y ambientales.


Tipos de leucemia

Leucemia mieloide aguda

Afecta a las células mieloides y se desarrolla con rapidez. Se presenta generalmente a partir de los 65 años. Puede afectar, aunque en menor proporción a los niños.

Leucemia mieloide crónica.

Afecta a las células mieloides, al principio puede desarrollarse con lentitud.

Leucemia linfoblástica aguda.

Afecta a las células linfoides y se desarrolla con rapidez. Se presenta fundamentalmente en niños y adolescentes.

Leucemia linfoblástica crónica.

Afecta a las células linfoides y se desarrolla con lentitud. Esta enfermedad casi nunca afecta a los niños y adolescentes.


Nuevo tratamiento.

En el 70% de los casos, se diagnostica por un hallazgo de manera incidental en estudios de laboratorio. Un porcentaje de pacientes, al momento de diagnóstico, en la etapa saliente, no requiere de tratamiento. Mientras que otros, por sus características biológicas, sí lo necesitan.

Se aprobó un tratamiento combinando dos medicamentos, los cuales permiten una respuesta rápida. Más del 80% de sobrevida, es el periodo de tiempo que el paciente tiene sin síntomas hasta que la enfermedad vuelva a aparecer. Estos tratamientos son por vía oral y endovenoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *