Conoce sobre los agujeros negros

Los agujeros negros son los restos fríos de antiguas estrellas. Estas son tan densas que ninguna partícula material es capaz de escapar a su poderosa fuerza gravitatoria.

Algunas estrellas quedan convertidas en enanas blancas o estrellas de neutrones. Pero, los agujeros negros representan la última fase en la evolución de enormes estrellas que fueron al menos de 10 a 15 veces más grandes que el sol.

En las estrellas jóvenes, la fusión nuclear crea energía y una presión constante que se encuentra en equilibrio con la fuerza de gravedad. Sin embargo, en los restos inertes de una supernova no hay una fuerza que se resista a la gravedad, por lo que la estrella empieza a replegarse sobre sí misma.

Si no hay una fuerza que frene la gravedad, el agujero negro se encoge hasta un volumen cero, en donde el punto pasa a ser infinitamente denso. Incluso la luz es incapaz de escapar su inmensa fuerza gravitatoria.

Los agujeros negros atraen la materia, pero no en mayor medida que otras estrellas. Lo que significa que un agujero negro con la misma masa que el sol, no absorbería más objetos hacía sí que nuestro sol.


¿Cual es el tamaño de los agujeros negros?

No todos son grandes. Los científicos piensan que los agujeros negros más diminutos son tan pequeño como un átomo. Puede que estos sean realmente diminutos, pero tienen la masa de una gran montaña. Estos se conocen como agujeros negros primordiales. La clase más común son los agujeros negros estelares, de un tamaño medio. Es decir, tienen una masa 20 veces mayor que la de nuestro sol.


Es el corazón de las galaxias.

Hay hipótesis que indican que en el centro de cada gran galaxia hay un agujero negro supermasivo. De hecho, nuestra Vía Láctea también tiene su propio agujero negro gigante en su centro.


¿Pueden destruir la Tierra?

A pesar de que en nuestra galaxia tenemos un agujero negro, en teoría, no hay peligro para nuestro planeta. La NASA aclara que lejos a lo que la muchos creen, los agujeros negros no tragan mundos al azar.


Además los agujeros negros se clasifican en tres tipos.

1. Supermasivos.

En este caso se trata de objetos muy grandes y se piensa que pueden superar en tamaño al sistema solar. Las teorías indican que el centro de las galaxias podría ser un agujero negro supermasivo. Por lo que permite que la misma se mantenga unida.

2. Masa estelar.

Este tipo habría sido provocado por una explosión de una estrella más pequeña. Son de tamaño más reducidos, pero con una masa superior a la de nuestro sol.

3. Micro agujeros negros.

Se dice que fueron creados en los inicios del Universo tal y como lo conocemos hoy. Pero, la realidad es que no se conoce su origen. Son de tamaño minusculo, como un grano de arena en la playa, pero con una masa similar a la de nuestro sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *