Conoce sobre las alergias y sus causas

Todos estamos expuestos a desarrollar alergias en algún momento de nuestras vidas. El hecho de que una alergia no se manifieste durante un determinado periodo de tiempo, no significa que no se vaya a sufrir nunca. en muchas ocasiones se desconoce que se ha padecido una alergia por haber atribuido los síntomas a otras causas. 


¿Qué entendemos por alergia?

La alergia se define como una sensibilidad anormal a una sustancia que produce una reacción adversa. Por anormal, entendemos una reacción diferente de la que presenta mayoritariamente. Los métodos diagnósticos no sólo permiten saber si una persona es alérgica o no, sino también a qué es alérgica. 

Otra definición más adecuada, es la que afirma que una alergia a una sustancia provoca una reacción ante ella, en ocasiones graves. Motivada por una sensibilidad anormal que desencadena en el organismo a una respuesta inmunitaria.

Las personas pueden ser alérgicas a muchos elementos con los que entran en contacto a diario. Las sustancias, naturales o artificiales, susceptible de provocar alergia pueden ser aquellas que posean la capacidad de incitar a la creación de anticuerpos.


Causa de las alergias.

Los alérgenos, son los que hacen que el sistema inmunitario de una persona identifique como sustancias nocivas ciertos elementos. Estos llegan de manera muy diversas al cuerpo, generalmente, penetran en el organismo por las vías respiratorias, la digestión y a través de contactos de la piel mucosa.


Alergias alimentarias.

Durante a digestión, los alimentos se disgregan en nutrientes vitales. En este proceso, una vez que los macronutrientes se separan en sólidos, están listos para ser absorbidos por las paredes intestinales. De este modo, dependiendo del nutriente puede pasar al torrente sanguíneo, que los transportará por el organismo para mantener la vida. Las proteínas, hidratos de carbono y grasas, sólo deben entrar en el flujo de la sangre en su forma utilizable. Es decir, como aminoácidos, azúcares simples y ácidos grasos. Si la proteína como el gluten no se ha digerido correctamente y no se convierte en aminoácidos, es cuando se produce la reacción alérgica.


¿Relación con el estrés?

El estrés puede desempeñar un papel fundamental en prácticamente todos los trastornos digestivos y las alergias no son la excepción. El efecto del estrés sobre la digestión se ha estudiado minuciosamente. En las primeras etapas del estrés se liberan las hormonas de adrenalina. La secreción de esta sustancia tiene, entre otros efectos, el de reducir el aporte de sangre al aparato digestivo. Así, está carecerán de eficacia, produciendo una incompleta elaboración de proteínas y los hidratos de carbono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *