¡Conoce al tiburón que es capaz de comer osos polares!


Hay un tiburón en Groenlandia que se alimenta de los osos polares y puede llegar a vivir hasta 200 años.
Es el más grande de la familia de los cazones, el Tiburón de Groenlandia puede crecer hasta 6 metros de largo y prefiere las aguas heladas del norte del planeta. Rara vez asciende a la superficie donde la temperatura gira en torno a los 0 grados celcius.
Lo llaman también el «tiburón durmiente», ya que esta especie es muy inactiva y sin duda parece estar siempre durmiendo. Como su nombre lo indica, este tiburón se consigue en Groenlandia, pero también se encuentra en el Atlántico Norte, cerca de Islandia.
La vida puede verse solitaria en las profundidades del océano, pero este tiburón usualmente se encuentra con un «best friend forever,» un parásito copépodo que vive en el ojo del tiburón y se alimenta del tejido de su córnea, y a pesar de que el tiburón sufre algunos daños, la relación también genera beneficios. El parásito es bioluminiscente, así que brilla para ayudar al tiburón a atraer sus presas, así como un colorido señuelo de pesca.

Sus hábitos alimenticios constituyen una larga porción de peces. Puede consumir mamíferos grandes como focas, y todo lo que parezca comida. En algunos estómagos de estos tiburones se han encontrado partes de caballos y osos polares. Un tiburón incluso se comió un reno entero, con cuernos y todo.
Su máxima longitud todavía se mantiene en disputa, pero algunos científicos creen que esta especia puede incluso ser más grande que el tiburón blanco.