¿Como hubieran lanzado fuego los dragones?

El folklore europeo describe una de las peculiaridades de los dragones como la capacidad que poseen para expeler fuego. La relación de algunas criaturas fantásticas con dicho elemento para venir de lejos, de la Epopeya de Gilgamesh, un relato cuyas copias antiguas remontan del siglo XVIII a.C., y lo describe como un monstruo cubierto de escamas y dotado de un aliento ígneo que causaba pavor a las personas.

En la obra, el escritor Daniel E. Cohen indica que esta facultad podría haberse inspirado en el modo en que algunas cobras escupen su veneno. Además, desde la antigüedad, se conecta e incluso se identifica con serpientes y dragones. Pero ¿hasta qué punto sería posible algo así?, es decir, es capaz de lanzar a cierta distancia una mezcla de compuestos químicos a alta temperatura que almacena en el interior de su organismo.

Ahora, la nueva pregunta que nace, ¿como logra lanzar fuego un animal sin quemarse a sí mismo?.

Muchas personas se han imaginado el proceso en uno de los parientes más pequeños de los dragones, el guiverno heráldico. En vez de las características cuatro patas con las que representa a la mayoría  de estas criaturas, está solo poseería dos.

1. Los jugos gástricos reaccionan con la enzima y dan lugar a una mezcla ácida, volátil e inflamable.

2. El dragón contrae los músculos del cuello, presiona las bolsas y suelta una bocanada de dióxido de carbono por la traquea, asi es que expulsa el combustible, como si fuese aerosol.

3. Los riñones sintetizan una enzima altamente reactiva que vierten al estómago.

4. Al salir de la boca a presión, el combustible se combina con el oxígeno del aire y se inflama. De esta manera el dragón escupe fuego sin abrasarse.

5. El animal regurgita la mezcla y la almacena en bolsas situadas a ambos lados del cuello.