Clases de música antes de los siete años ayuda a las conexiones del cerebro.


Las clases música antes de los siete años ayuda a mejorar las conexiones cerebrales, más que todo las zonas de planificación y desarrollo de movimientos.
Como bien sabemos la música aporta muchos beneficios a nuestro cerebro, según un estudio realizado por psicólogos del Centro Médico de la Universidad de kansas en Estados Unidos, recibir clases de música en la infancia ayuda a las personas en un futuro cuando ya estén más mayores disfrutar de un mejor funcionamiento cognitivo.
Para este estudio contaron con la participación de 70 personas entre 60 y 83 años de edad, estos fueron divididos en tres grupos dependiendo de su experiencia musical. El primer grupo estaba conformado por personas que no tenían ninguna experiencia, el segundo por personas que habían estudiado la música desde su infancia y el tercer grupo por personas que habían estudiado al menos 10 años.
Todos los participantes contaban con un nivel de estudio y una formación similar y no tenían signos de sufrir ninguna enfermedad de alzheimer. Con esto concluyeron que una actividad musical durante toda la vida estimula ayuda a que el cerebro enfrente mejor a los problemas del envejecimiento.
Otro estudio realizado por la universidad de Concordia, de Montreal en Canadá, establecieron que recibir clases de música antes de los siete años ayuda a establecer conexiones entre las regiones motoras del cerebro, más que todo las partes encargadas de planificar y desarrollar movimientos.
Para poder afirmar este estudio, los investigadores escanearon el cerebro de 36 personas que habían estudiado música y que la comenzaron antes y después de los siete años, pero con los mismos años de experiencia, para luego compararlo con músicos que no tenían la misma formación musical.
Como resultado obtuvieron que aquellos que habían empezado antes de los siete años, son más preciso incluso con solo haber tenido pocos días de práctica, además tenían la sustancia blanca del cerebro reforzada en un haz de fibras nerviosas las cuales conectan la región derecha e izquierda del cerebro.
Con esto concluyeron que escuchar música ejercita el cerebro de una forma única.