Arqueología: historia y curiosidades.

Datos curiosos:

1. A unos 6 km de la antigua ciudad de Urfa, en Turquía, se encuentran las ruinas de Gobekli Tepe. Una agrupación de construcciones y templos que datan de hace aproximadamente 11.000 años. Construidos por humanos que aún no habían descubierto las herramientas de metal o la alfarería.

2. En septiembre de 1985, un grupo de arqueólogos encontraron en el desierto chino de Taklamakán. Un extraordinario cementerio. Sus habitantes habían muerto hacía 4000 años, y sus cuerpos se encontraban extraordinariamente bien conservados.

3. Heinrich Schliemann, llevó a cabo uno de los descubrimientos arqueológicos más impresionante:

«El de la mítica ciudad de Troya».


El término arqueología procede de una palabra griega que significa «ciencia de lo antiguo». No obstante,  hoy día se aplica específicamente a la ciencia que aborda el conocimiento del pasado a través de sus restos materiales.


Concepto.

Esta ciencia se ocupa, como la historia, de estudiar las sociedades del pasado. Pero, a diferencia de ésta, no basa sus investigaciones en el análisis de los textos escritos, sino en los restos materiales dejados por dichas sociedades.

Durante un tiempo se considera una ciencia auxiliar de la historia. Pero hoy día se ha consolidado como una disciplina independiente. Tiene una metodología y unos objetivos propios, en muchos casos distintos y complementarios de los de la historia propia dicha.


Historia de la disciplina.

Aunque el interés por recuperar los restos del pasado ha sido una constante a lo largo de la historia. Durante la antigüedad y la Edad Media no puede hablarse de un interés arqueológico propio dicho. El renacimiento europeo significó un cambio, la alta consideración otorgada al pasado clásico. Tomado como modelo determinó una afanosa búsqueda de su restos. Sobre todo en Italia dando lugar a la formación de importantes colecciones.

Pero fue en el siglo XVII, el siglo de la Ilustración y de la difusión del método científico. Marcó el nacimiento de la arqueología sistemática y científica.

En 1709 comenzó a excavar se la ciudad Romana de herculano y en 1718 la vecina Pompeya. Estas Fueron sepultadas por la erupción de volcán Vesubio en el siglo I d. C. Estos trabajos atrajeron la atención del alemán Winckelmann, uno de los primeros teóricos de la arqueología junto con el Francés Caylus.

Por esos años descubrieron yacimientos prehistóricos en Europa. Que echaron por tierra las tradiciones cronologías universales basadas en el estudio de la Biblia.  A mediados del siglo XIX, se desinflaron las escrituras cuneiforme de las esculturas de Oriente Próximo. Los estudios comenzaron a conocer y excavar los restos del imperio asirio, el babilonios, entre otros.


Objetivos y metodologías.

Los objetivos y los métodos de la arqueología han variado mucho desde los primeros pioneros hasta hoy. Ya no se trata de obtener piezas valiosas hermosas para exhibirlas en los museos. Ni siquiera de sacar rápidamente a la luz las ciudades y grandes monumentos. Lo que ahora interesa a los arqueólogos es conocer a fondo la vida de las sociedades que dejaron estos restos. Incluso los aspectos en apariencia menos relevante. En esto se incluye las condiciones de vida de los estratos sociales más bajos. Cuyos restos,  menos valiosos y duraderos, no han habido recibido hasta ahora atención.

Este afán del conocimiento total incluye el estudio diacrónico de las sociedades asentadas en un mismo territorio.

El campo de la arqueología se ampliado enormemente, así como la conciencia de que, con los avances de la ciencia,  lo que hoy en día resulta más relevante se puede estudiar adecuadamente.  dentro de unos años puede constituir un elemento clave para las investigaciones.