Animales prehistóricos aterradores

Madtsoia

A comparación de la anaconda, la serpiente más grande que se conoce actualmente (y que no supera los 8 metros y 200 kg) la Madtsoia podía pesar más de una tonelada y medir entre 15 y 20 metros. El periodo exacto donde existió aún no está claro, pero un aproximado es de hace 90 millones de años y su extinción fue hace apenas 2 millones de años. Sin duda la serpiente más grande que ha habitado la Tierra.


Liopleurodon

Este pliosaurio vivió en el periodo Jurásico. Un gran depredador que dominaba los mares. Físicamente, era como un híbrido de cocodrilo y tiburón que pesaba hasta 50 toneladas y medía entre 6 y 7 metros. Sus dientes eran la peor parte, pues eran 8 veces más potentes que los del tiburón blanco.


Meganeura

Es una especie de artrópodo que vivió durante el periodo Carbonífero. Una de las primeras criaturas que pisaron la tierra hace 300 millones de años. La meganeura era una libélula con el tamaño de un águila (66 – 100 cm). Y así como ella, existían milpies de 2 metros de largo, arañas del tamaño de lobos y escorpiones del tamaño de un lagarto pequeño. Para nuestra suerte, ella y sus amigos redujeron su tamaño.


Smilodon

O más conocido como el ‘Tigre dientes de sable’, vivió durante la época cuaternaria hace unos 10.000 años. Igual que los felinos actuales, cazaban a su presa con una eficaz mordida en el cuello con sus enormes dientes. Sobrevivió hasta el final de la última glaciación, así que probablemente convivió con los primeros Homo Sapiens.


Megalodon

El tiburón más grande jamás conocido. Diversos dientes fueron encontrados en distintas partes de la Tierra, y medían unos 20 centímetros de ancho y 18 centímetros de largo. A comparación de los dientes del tiburón blanco, que tiene 7 cm de longitud, este »Megalodon» tiene bien merecido su nombre, pues viene del griego y significa »Diente grande».


Gorgonopsia

No es un dinosaurio sino un reptil gigante que vivió mucho antes que el T-rex, durante la etapa del Pérmico Superior. Hace 250 millones de años era uno de los principales depredadores del planeta y contaba con cuatro dientes de sable y un tamaño más grande que un rinoceronte. Desapareció tras la extinción masiva del Pérmico, que acabó con el 80 % de las especies del planeta.