El alcohol puede alterar nuestros sentidos

Dependiendo de los grados que poseen, el alcohol puede alterar nuestros sentidos.

El consumo de alcohol es una tradición a nivel mundial.Es una bebida con la reputación con la reputación de disminuir las inhibiciones y crear una sensación de calidez y relajación.

¿Cómo altera nuestros sentidos?

Un estudio determinó que el alcohol puede alterar nuestro cerebro. Lo que afecta nuestros movimientos corporales y nuestros sentidos auditivo y visuales.

Esto depende de los grados de alcohol que se ingiere. Debido a que el nivel de alcohol en la sangre de una persona se incrementa a un 0.08, por lo que afecta el nivel sonoro y hace que no detecte ningún sonido. Es como si se colara unos tapones de oídos que usan las personas que practican natación o nado sincronizado.

Según el doctor Ashwinder Upile, ingerir dos cervezas en 30 minutos puede hacer que se dificulte la audición de sonidos agudos. Por ejemplo, los sonidos de una conversación y para poder escuchar bien lo recomendable es inclinarse y tratar de escuchar con el oído derecho.

Además de esto el alcohol puede afectar nuestros reflejos, confusión mental. El peso de la persona importa mucho ya que a menor peso implica mayores efectos. Las mujeres se pueden ver afectadas sexualmente, debido a que las hace más sensibles dependiendo de su metabolismo.

Otros de los efectos del alcohol es la vista. Los neurotransmisores, son las que se encargan de mandar información de una neurona a otra. Se hacen incapaz de funcionar correctamente para mandar la información a los ojos. Es por esto que nuestra vista se hace borrosa al momento de que ingerimos bebidas con alto grado de alcoholismo.

Es muy importante saber que cuando una persona se intoxica con las bebidas alcohólicas puede perder la vista completamente. Es por esto que no es recomendable que conduzcan o simplemente estén solos cuando pierdan realmente la noción del tiempo.

Como afecta los 5 sentidos.

1. La visión.

Puedes tener una visión borrosa, disminución del campo visual y pérdida del equilibrio. El alcohol disminuye la calidad óptica de la imagen porque deteriora la película de lágrima. Además, impide las actividades de precisión como manejar o subir y bajar escaleras.

2. Audición.

El consumo prolongado puede dañar la corteza auditiva central del cerebro y los nervios auditivos. Reduce temporalmente la audición y aunque el cerebro siga funcionando deja de procesar los sonidos.

3. El gusto.

Altera el sentido del gusto, provoca pérdida de apetito, cáncer bucal y el lenguaje se torna rápido e incompresible.

4. Efectos en el olfato.

La nariz concreta gran cantidad de vasos sanguíneos y capilares. Dilatación de los vasos sanguíneos, la nariz se agranda y deforma.

5. Tacto.

La sensación de entumecimiento en las manos y en los pues. El consumo prolongado de alcohol hace que la piel pierda toxinas, por lo que pierden su color natural. Además, inhibe la comunicación eléctrica entre los nervios, lo que hace que todo se duerma, disminuyendo el tacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *