Acacia de la sabana, un árbol impresionante.

La acacia de la sabana es un árbol o arbusto de la familia leguminosa. Género Acacia de madera bastante dura, de color pardo rojizo y flores aloras en racimos colgantes.


Hábitat.

La Acacia habita en África y en el suroeste de Asia. Vive en llanuras, terraplenes de zonas desérticas y semidesérticas. Se puede encontrar en las montañas saharianas, hasta llegando a una altitud de 2000 metros. Sus hojas son caducifolias, imparipinnadas, de color verde azulado, especialmente joven. Sus ramas son espinosas, ya desde el primer año de edad.


Se reproduce fácilmente.

Sus semillas hacen fácil la reproducción de este árbol. Estas germinan en mayor número y con mayor rapidez si se someten al choque térmico.

En cultivos no es una planta exigente, siempre y cuando el clima acompañe. No resiste heladas temperaturas. Además, la Acacia es un árbol que se puede tener en cuenta en los jardines que gocen de un clima cálido todo el año.


Dato curioso.

Ciertas acacias se convierten en albergue y alimento de hormigas. Estas se instalan en el interior de las gruedad espinas huecas y se alimentan del néctar producido por unos pequeños corpúsculos situados en la cavidad. Así mismo, defienden al árbol de una nueva invasión de sus congéneres que podrían llegar a destruir las hojas.


Usos.

La planta es empleada para la producción de goma arábica. Esto mediante repoblaciones incluso en suelos sumamente pobres, rocosos o arenosos. Es una especie que proporciona excelente sombra para el ganado, de gran valor forrajero. En su distribución natural, es considerada como productora de excelente leña y carbón, estimada por su alto valor calórico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *