¿A qué se le conoce como catástrofe naturales?

De manera periódica, la naturaleza proporciona el ser humano abundante señales de su poder de destrucción. Temblores de tierra, desbordamiento de ríos y mares, lluvias torrenciales, vientos huracanados y montañas ardientes. Estas son las principales manifestaciones de su capacidad devastadora.


Huracanes.

Un huracán es un tipo de ciclón tropical, con abundantes lluvias y vientos en forma de espiral. Que se desplaza sobre la superficie de la Tierra. Habitualmente corresponde a un núcleo de baja presión atmosférica, cuya temperatura es más elevada que la que existen y son las inmediatas.

Cuando el sol calienta las aguas de los océanos. El aire húmedo incrementa su temperatura, se expande y empieza a elevarse como si se tratara de un globo. Posteriormente, más aire húmedo reemplaza ese aire, iniciándose de nuevo el proceso.

Lógicamente, Los Huracanes Se forman en las épocas más cálidas del año. Cuando la temperatura del agua alcanza determinado nivel es decir 80 °F, comienza a evaporarse aceleradamente. Se produce la condensación del vapor en forma de nubes, proceso que libera la energía que proporciona la fuerza al sistema para generar vientos fuertes y lluvias.

La rotación de la Tierra es responsable del movimiento circular del huracán, que gira y se desplaza como un gigantesco trompo, en sentido en el hemisferio norte y a la inversa en el sur. Los Huracanes más pequeños pueden medir unos 40 km de diámetro más grande pueden llegar a alcanzar los 800 km. No obstante, los de mayores dimensiones que se generan en el océano Pacífico, pueden medir hasta 1700 km.

La velocidad de desplazamiento de un huracán es de unos 20 km/h pero se registran fuertes y bruscas variaciones. Cada año se originan en el mundo en torno a 60 Huracanes son más frecuentes en el Pacífico noroeste, concretamente en el área de Filipinas y Japón.


Tornados y tsunami.

Con el nombre de Tornado se conoce un fenómeno meteorológico de notable violencia. Caracterizado por vientos que giran desde una densa formación nubosa en forma de embudo.

Los tornados se originan en las paredes de un huracán, como resultado de la confrontación de dos fuerzas opuestas. La fuerza centrífuga del viento en su giro circular y la fuerza de succión que está determina, aspirando el aire caliente y elevándose hacia las zonas más frías, donde al enfriarse. Genera mayor succión prolongando así el fenómeno. El ancho de un tornado varía entre unos pocos centímetros y alrededor de 2 km. La velocidad del viento en su interior puede alcanzar hasta los 500 km/h.

Los tsunamis son olas o conjunto de olas que se generan en una masa de agua. Cuando se empuja de manera violenta por una fuerza que provoca su desplazamiento vertical. La principal causa de un tsunami es un terremoto, aunque pueden ser producidos también por volcanes, meteorito, derrumbes costero o subterráneo y explosiones de gran intensidad.

Los tsunamis ocurren más frecuentemente en el océano Pacífico, cuyos márgenes son asientos de terremotos importantes magnitudes. No obstante se han registrado tsunami de trágicas consecuencias en el Atlántico, el Índico y el Mediterráneo.

Así un intenso tsunami acompañó los terremoto de Lisboa en el año 1755, el de Paso de Mono en Puerto Rico en el 1918 y el de Grand Banks in Canada 1929.


Terremotos.

Es un temblor o una brusca sacudida de la corteza terrestre, originada por muy diversas causas. De desprendimiento de rocas en las laderas de las montañas hasta hundimiento de cavernas o erupciones. La mayoría de los terremotos son son reflejo de una actividad orogénica. Se producen en zonas inestables donde todavía son necesarios los movimientos de reajuste de la corteza. El tema se trata en un dossier específico de esta obra.

En torno al 15% de la superficie emergida de la Tierra se encuentra en situación de elevado riesgo sísmico. Las regiones más activas son el Sur de California, Hawaii, Turquía, Taiwán, Islandia y la frontera entre China e India.


Volcanes.

Son aberturas de la corteza terrestre, generalmente en las montaña. Por donde sale al exterior uno llama y materiales en estado de fusión que procede del interior de la Tierra.

A lo largo de la historia, el ser humano ha podido constatar. En diversas ocasiones al poder destructor de los volcanes. En el año 1979 se produjo la primera erupción conocida del vesubio en Italia, como consecuencia de la cual las ciudades Pompeya y Herculano resultaron arrasada.

Además de la emanación de gases. La principal amenaza de volcán está constituida por los ríos de lava que arrasan a su paso con todo lo que se encuentran.


Inundaciones.

Las inundaciones provocan, aproximadamente, el 40% de las víctimas de los desastres naturales. El caso más espectacular fue la crecida del río de Yangtze, en China en el año 1931 que causa la muerte de 4 millones de personas. Durante el verano de 1999, la lluvia resultaron especialmente devastador en el sudoeste de Asia provocando la desaparición de más de 1500 personas en Filipinas, Tailandia, Vietnam, China, Nepal, India y Corea del Sur.

El peor episodio catastrófico provocado por una avalancha de agua en los últimos tiempos tuvo lugar en Venezuela, en diciembre de 1999. Toneladas de lodo mezclada con millones de litros de aguas provocaron la crecida de ríos y arroyos que arrastraron decenas de miles de casas en el área caribeña del país. Además de número de muertos, en torno a 50.000, más de medio millón de personas resultaron damnificadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *