¿A qué se debe el nudo en la garganta?

Cuando algo nos preocupa, esto se pronuncia en nuestro cuerpo. Dicho sentimiento de opresión en el pecho, la boca del estómago retorcida y un nudo en la garganta, llega hasta tal punto que no nos salen las palabras. Esto sucede porque ante una situación de estrés, el cuerpo se pone a la defensiva, se desencadena una serie de reacciones fisiológicas involuntarias, entre ellas el nudo en la garganta.

El nudo se produce debido a que los músculos del esófago y la garganta se contraen, el efecto es un ligero estrangulamiento que impide tragar. El acto de la ingesta de alimentos es una acción incompatible con la huida. Además, los vasos sanguíneos que riegan las glándulas salivares se contraen y así se restinge la producción de saliva.

El oxígeno, la respiración y los bronquios se dilatan, así llegan más cantidades a los músculos. Las pupilas se dilatan y se eleva el párpado superior para llegué más luz y se pueda ver con detalles, se eleva el ritmo cardíaco para aumentar la sangre que fluye a los órganos y así tener disponible la energía necesaria.

Para evitar estas pérdidas de energía y concentrarse en la escapada la sangre se desvía a los órganos internos, las manos y los pies se enfrían, disminuye los movimientos intestinales. Cuando la situación que origina ansiedad desaparece, nos relajamos, el nudo se deshace y todo vuelve a lo habitual.