7 Películas que Hicieron Correr a Todos de los Cines

Se dijo que los hermanos Lumière provocaron un gran revuelo en su corto de 50 segundos llamado La Llegada de un tren a La Ciotat en París en 1896. La experiencia de los espectadores de ver una imagen en movimiento convirtió un pánico enorme cuando el tren parecía que se moviera directamente hacia ellos.

Con los años, la historia ha llevado a que las personas salgan huyendo de los teatros dejándolos totalmente vacíos. A pesar de que no es muy probable que suceda, muchos directores han logrado con éxito sacar a sus cinéfilos de sus asientos. La última novedad fue la película The Walk por el director Robert Zemeckis, que se está volviendo famosa por su representación del vértigo causado por la caminata de Philippe Petit por la cuerda floja entre las Torres Gemelas en 1974. La perspectiva de Petit a más de 400 metros de altura se dice que ha sido demasiado para algunos espectadores. Aquí hay otras 7 películas que no dejaron a la audiencia quedarse en la oscuridad del cine por mucho tiempo:

1. EL EXORCISTA (1973)

La exitosa adaptación del filme a la novela bestseller de William Peter Blatty acerca de una joven muchacha poseída por un demonio hizo que rápidamente existiera un equivalente al ají picante cinemático: algo que debía ser aguantado en vez de ser disfrutado. Las noticias mostraban la compilación de los asombrados cinéfilos saliendo de los cines por el terror que les causaba; incluso uno se desmayó en el lobby. «Es demasiado horroroso, tuve que salirme,» dijo uno. «No podía ver más.» Al momento en que la película se estrenó en Londres, habían ambulancias estacionadas afuera del cine.

2. EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR (1998)

Con el lanzamiento del género de «metraje encontrado» con una historia económica acerca de unos cineastas siendo acechados por una fuerza invisible, El Proyecto de la Bruja de Blair fue la película con mejores ganancias obtenidas de todos los tiempos, con una inversión de $22 mil dólares y una ganancia de $240 millones de dólares. Pero el estilo de ‘documental’ con los actores corriendo y dejando caer la cámara en sus manos, inició oleadas de gente saliendo de los cines, horrorizadas en los lobbies y baños del lugar. Associated Press reportó que toda el área de cines de Atlanta estaba llena de vómito. «Alguien vomitó en el baño de hombres, igual en el baño de mujeres e incluso en el pasillo,» dijo el gerente de uno de los cines. En Cambridge, Massachusetts, otro gerente hizo un anuncio antes de presentar la película: «Por favor vomiten fuera de las instalaciones del cine.»

Algo similar sucedió una década después con la película Cloverfield’s (2008), los cines sabiamente colocaron vayas advirtiendo del efecto «montaña rusa».

3. 127 HORAS (2010)

La audiencia que presenció la película del director Danny Boyle donde muestra al excursionista Aron Ralston quedar atascado en una cueva y tener que amputar su propio brazo con una navaja, se representaron a sí mismos con el personaje de James Franco, quedando atascado en una cueva y teniendo que amputar su propio brazo. Mucha, pero muchísima gente se desmayó; algunos vomitaron, tuvieron que ser auxilados por ambulancias y volver después al cine y declarar que la película fue «excelente.»

4. RESERVOIR DOGS (1992)

No es tan asombroso que la violencia de una película de Quentin Tarantino haga que la audiencia se vaya de los cines: en 1994, Pulp Fiction (conocida también como Tiempos Violentos) perdió clientes cuando Uma Thurman recibió un chorro de adrenalina al corazón. Pero Reservoir Dogs se hace notable por haber «empujado» a la gente de sus asientos. Cuando el personaje de Michael Madsen comienza una amputación de oreja a uno de los rehenes durante una exhibición.

5. FREAKS (1932)

La infame representación de Tod Browning de un circo lleno de venganzas fue una experiencia horrorosa para los cinéfilos. No es precisamente una película de horror, su gran elenco de actores «reales» de circo con una miriada de deformidades era demasiado inquietante. Freaks sufrió una masiva retirada de los cines al momento del estreno, los espectadores quedaron desconcertados por las partes del cuerpo que le faltaban a estos actores; se le insistió a MGM que editara la película luego de que una mujer afirmara que tuvo un aborto involuntario al ver la escandalosa película.

6. IRREVERSIBLE (2002)

Criticada por su representación brutal de un asalto, esta película de venganza dirigida por el director Gaspar Noé llevó a los espectadores directamente hacia la salida del cine, y no necesariamente por lo que se mostró en pantalla. Noé admitió que usó un bajo a 27 hertz de frecuencia imperceptible para el oído humano durante los primeros 30 minutos de la película. Conocido como infrasonido, se sabe que produce pánico y ansiedad de manera similar a las vibraciones creadas por un terremoto. Actividad Paranormal (2007) usó una técnica similar.

7. EL REY LEÓN (1994)

Con la orgullosa tradición de Disney en mutilar padres vino El Rey León, donde el pequeño Simba aprende a valerse por si mismo luego de que su padre sea atropellado por una estampida. Se comprobó que la tragedia animada era tan intensa para los espectadores más jóvenes (la audiencia clave de Disney) que tuvieron que llevarlos al lobby hasta que se calmaran.