12 trucos avalados por la ciencia para gustarle a alguien

Alguna vez te has preguntado

1. ¿cuales son los secretos de la seducción?.

2. ¿Por qué hay personas que nos gustan desde el primer momento y otras, que por más que intenten pasan desapercibidos?.

3. ¿Por qué las relaciones parecen evolucionar de forma natural y otras cuestan?

Hay veces que por más, que se haga algún esfuerzo, no se consigue superar las barreras y llegar a gustar a alguna persona. Es por esto, que la psicología del comportamiento ha estudiado estos asuntos.

Estos 12 trucos psicológicos si quieres acercarte a una persona en busca de amistad o algo más.

1. Copia.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York, documentó un efecto llamado «efecto Camaleón». Este efecto ocurre cuando, inconscientemente reproducimos el comportamiento de otra persona como si fuéramos mimos. Los resultados de esta investigación fueron que los participantes, demostraron una mayor propensión a declarar que su pareja había sido de su agrado al imitar comportamientos de su agrado.

Si quieres llamar la atención de alguien a quien quieras gustarle, compórtate como un camaleón. Copia el comportamiento de la persona. La estrategia es la imitación sutil.

2. Pasa más tiempo alrededor de esa persona.

Las personas tienden a desarrollar una preferencia por otras, que vienen impulsadas por el hecho de que les son familiares. En psicología social, este efecto se conoce como «Principio de Familiaridad».

De acuerdo a diversos estudios acerca de la atracción interpersonal. Cuanto más vista ha sido una persona por alguien, más agradable y simpática parece ser. 

3. Haz cumplidos.

Las personas instintivamente asocia los calificativos que tú usas para referirte a otra con tu propia personalidad. A este efecto se le llama «Transferencia espontánea de rasgos». Sin embargo, esta transferencia también funciona en el otro sentido. Si hablas mal de alguien constantemente a sus espaldas, las personas asocian cualidades negativas.

Un buen piropo puede hacer más por tu amistad o futura relación amorosa que horas de charlas.

4. Buen Humor.

De acuerdo a diversos estudios, la gente es capaz de sentir de forma inconsciente las emociones que le rodean. Si te encuentras de buen humor, contribuirás al buen humor de la gente, de manera casi involuntaria. Por el contrario, si tienes una nube negativa sobre tu cabeza, esta se extenderá. A esto se le conoce como «Contagio emocional».

5. Hazte amigos de sus amigos.

En la sociología y en la teoría de redes sociales se conoce como «Cierre Triádico». Lo que significa algo tan sencillo como que dos personas tienen más posibilidades de intimar si tienen amigos en común.

6. No digas tantos cumplidos.

A pesar de que parezca una contradicción, es cuestión de medida, a esto se le conoce como «Teoría de pérdidas y ganancias y atracción interpersonal». Lo que significa que tus comentarios positivos harán más impacto si los haces solo ocasionalmente.

7. De vez en cuando, revela tus defectos.

Las personas caen mejor si demuestran que son vulnerables y comenten errores.

El investigador Elliot Aronson pidió a estudiantes de sexo masculino que escucharan y evaluaron grabaciones de personas haciendo un quiz. Cuado a las personas les iba bien en la prueba, pero intencionalmente derramaban café, al final de la entrevista los estudiantes eran calificado como más alto en simpatía. 

8. Toca, pero de forma sutil.

Un pequeño toquecito en la espalda, una caricia en el brazo o un roce en el hombro hace que esa persona se sienta más cercana. A esto se le conoce como «Tacto Subliminal».

El estudio realizado en Francia, en el que los hombres jóvenes empleados en las esquinas de las calles debían tratar de entablar una conversación con mujeres. Su porcentaje de éxito se duplicó cuando tocaban ligeramente el brazo.

9. Percibe, como ellos quieren que lo hagas.

Teoría de «auto-verificación». De manera instintiva nos gusta que las personas nos perciba de forma similar a como nos vemos a nosotros mismos.

10. Cuenta un secreto.

«Auto.revelación», es una de las mejores técnicas a la hora de construir las relaciones. Consiste, básicamente en hacer partícipe a la otra persona de secretos o datos íntimos, para que esta persona a su vez se abra y se cree ese vinculo.

Estudios demuestran que cuanto más personales son las preguntas, mayor es la sensación de cercanía. Y eso es lo que buscas, para acercarte a esa persona.

11. Actúa como si te gustará.

Los psicólogos hablan de lo que  llama «la reciprocidad del gustar»  en la atracción interpersonal. Cuando pensamos que gustamos a alguien, tendemos a que esa persona nos guste también.

12. Deja que hable sobre él o ella.

Deja que las personas se expresen, dales el espacio necesario en la conversación y las cosas funcionaran mejor.

Investigadores descubrieron, que hablar de uno mismo puede ser intrínsecamente gratificante de la misma manera que lo es comer, el dinero o una buena sesión de sexo.

Las áreas cerebrales relacionadas con la motivación y la recompensa se activan cuando compartimos información sobre nosotros mismos.