Ver Titanic en Corea del Norte merece la pena de muerte y ejecución pública


En Corea del Norte, el castigo por ver películas de Hollywood es la ejecución pública.

Los norcoreanos arriesgan su vida para poder ver una película de Hollywood afirma The Hollywood Reporter en su página web.

“Se les tiene prohibido acatar cualquier cosa que les relate otra cosa que no sea su dios (su dictador). Y estas películas claramente destruyen la narrativa”. Dijo Thor Halvorssen, fundador de Human Rights Foundation en Nueva York

Halvorssen dijo que Hollywood ni siquiera está consciente de que su producto sea utilizado tan eficientemente para este fin.

Una fugitiva norcoreana llamada Yeonmi Park, contó en el Foro de la Libertad de Oslo cómo una copia de la película de James Cameron, Titanic, logró cambiar su vida para siempre.

“Cuando estaba en Corea del Norte, nunca vi algo como una historia de amor entre un hombre y una mujer” dijo la chica. “Todas las historias eran para lavarte el cerebro y someterte al dictador Kim. Cuando vi la película Titanic, mi vida dio una vuelta de 180 grados y me preguntaba si el director y los actores de esa película serían ejecutados.”

Ella mencionó que cuando era joven se le enseñaba que morir por el régimen de Kim era la cosa más honorable que una persona podría hacer y, junto a otros niños, la ponían a ver películas referentes a eso.

“Me di cuenta que Titanic me mostraba una historia más humana acerca del amor, la belleza, la humanidad… me dio a probar un poco de libertad,” dijo en Oslo. “Un hombre que daría su vida por una mujer, eso cambió mi manera de pensar, cambió la manera en que veía al régimen y la cantidad interminable de propagandas. Titanic me hizo darme cuenta que estaba siendo controlada.”

Un comentario

Los comentarios están cerrados.