Tender la cama cuando nos levantamos hace que se generen más ácaros.


No es recomendable tender la cama cuando nos levantamos debido a que esto hace que se generen más ácaros causantes de enfermedades respiratorias.
Seguramente recordamos desde que estábamos pequeños a nuestras madres diciendo que acomodemos nuestra cama, debido a que se trata de una buena práctica de un hogar higiénico, y al pasar de los años lo convertimos en un hábito de nuestra vida cotidiana para aparentar ser más pulcro y ordenado.
Pero según un estudio realizado por la Universidad de Kingston, en Londres, asegura que tender la cama al momento que nos levantamos puede ser más antihigiénico y nocivo para la salud, debido a que en la cama se encuentran un promedio de 1.5 millones de ácaros que sobreviven a la humedad de nuestra sudoración nocturna.
Los expertos indican que los ácaro son los responsables de las alergias y enfermedades respiratorias como el asma, ya que generan alérgeno que los inhalamos mientras estamos durmiendo. El doctor Stephen Pretlove quién fue el autor de esta investigación afirmó que tender la cama al levantarse crea un ambiente óptimo para que los ácaros sigan existiendo. 
La mejor forma de eliminar los ácaros de la cama es no tenderla durante el día, así se elimina la humedad de las sábanas y el colchón, con esto los ácaros se deshidratan y mueren.
Debido a que los ácaros pueden afectar la salud de las personas lo más recomendable es no tender la cama, abrir las ventanas y dejar que el sol deshidrate los ácaros. Pretlove indicó que es verdad que los ácaros necesitan condiciones de humedad para sobrevivir, de lo contrario no podían hacerlo en condiciones secas.