¿Qué es el síndrome de la Covada?

El síndrome de la covada, es una antigua creencia primitiva, cuyo nombre proviene del francés couver que significa incubar.

Este es un procedimiento practicado por algunas culturas indígenas. En donde los hombres simulan los dolores de la parturienta e incluso guardan reposo posterior al nacimiento del hijo. 

 

Algunos hombre sienten molestias durante el embarazo de su pareja:

1. Vómitos.

2. Pérdida del apetito.

3. Antojos.

4. Dolores de cabeza.

5. Dolores de espalda.

6. Insomnio.

7. aumento temporal del peso.

Un ejemplo, en la Tribu Huichol, proveniente del Estado de Jalisco en México. Se piensa que el parto es un momento de gran dolor pero de gran placer. Además se cree que tanto el dolor como la alegría del nacimiento debe ser compartida por el hombre y por la mujer. En dicha Tribu mientras la mujer está de parto, los hombres se sientan en unas vigas situadas sobre la cabeza de su pareja, con una cuerda atada a sus testículos. Por lo que, cada vez que la mujer sienta una contracción jala de la cuerda.

En otras culturas, la mujer al dar a luz cedía el lecho donde se encontraba a su marido. Con la finalidad de engañar a los espíritus de la muerte. Otro ritual  utilizado por algunas culturas, señala que los varones simulaban el esperado nacimiento en cabañas.

Sin embargo, en la actualidad, se han arrojado estudios que los futuros papás se quejan, sobre todo, de trastornos digestivos, alteraciones de apetito, cansancio y dolor de cabeza.

Los síntomas psicológicos principales eran insomnio, cambios de humor e irritabilidad. Seguidamente de las pesadillas y una mayor sensibilidad. Los efecto de un “embarazo compartido” aparecían sobre todo durante los primeros meses y los tres últimos de gestación de la pareja. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *