Seppuku, la despedida del samurái.

El honor por encima de la propia vida.

Es una acción realizada altamente ritualizada, llegando a ser tan complicada como la ceremonia del té. Este ritual también es conocido como harakiri.

¿Cual es su historia?

Este ritual varía de una era a otra en Japón. El primer registro de seppuku ocurrió en el periodo Heian, cuando uno de los samuráis de Minamoto estaba perdiendo en la batalla. El guerrero cayó en su espada, muriendo mientras que los alrededores ardían. Después, esto se llegó a codificar y dignificar como una forma menos desagradable de morir.

El seppuku en el campo de batalla se lleva a cabo en distintas circunstancias. Si no había tiempo para quitarse la armadura, simplemente se cortaba el cuello o se dejaban caer sobre su espada. Si tenía tiempo se hacía en un ritual formalizado.

En el ritual.

Lo primero que se tenía que hacer era conseguir un Kaishakunin. Contrario a lo que se piensa, en casi todas las formas de seppuku las personas no se suicidan, sino que se infligió una herida fatal. El kaishakunin es el que lleva a cabo la muerte del individuo. Si a alguno se le ordena cometer seppuku por el bakufu, es decir el gobierno, generalmente se le asignaba un kaishakunin. De otra forma, el que cometía el seppuku podía escoger a un practicante de la técnica de matar con la espada o a un amigo. Su amigo podía rechazar la petición si no era hábil con la espada.

Otros datos curiosos…

La copa de sake se sirve desde la izquierda. La persona que comete seppuku vacía el vaso en dos tragos. En un sorbo se considera que la persona es avara. en tres o más se considera que la persona es indecisa. Esto hace un total de cuatro sobor. El número cuatro es especial en la cultura japonesa, ya que se pronuncia shi, así como la palabra muerte.

Como acto final, la persona toma la daga y se la clava profundamente en el costado izquierdo arrastrandolo hacia el derecho. El golpe de espada de kaishakunin no debe cortar por completo la cabeza. Debe dejarlo unido por la garganta. Se consideraba poco decoroso que la cabeza rodará por el cuarto. Solo se hacía esto con criminales. Especialmente no se debía cortar a través de la mandíbula, como el kaishakunin de Yukio Mishima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *