¿Cómo afecta la rotación de la Tierra a las balas de los francotiradores?

Las balas de los francotiradores pueden viajar tan lejos que la rotación de la Tierra mueve al objetivo apuntado, por lo que es necesario ajustar la mira de acuerdo a esta.

En un artículo de la revista Men’s Journal titulado “The Way of the Sniper,” (La Senda del Francotirador), Rick Telander escribió acerca de la historia del francotirador naval Scott Tyler donde dijo:

Cada rifle que usa un francotirador tiene características únicas compuestas por las municiones que lleve y muchísimos factores exteriores. Está el viento, está la humedad, está la rotación de la Tierra. Está incluso el hecho de que cuando un rifle es disparado su cañón se calienta, el metal se contrae, y las balas son propulsadas más rápidas.”

Al leer esto no dudaríamos que la rotación de la Tierra afecta el vuelo de la bala. Esto se debe al efecto Coriolis: todo objeto que se mueva horizontalmente sobre o cerca de la superficie terrestre se doblará un poco del curso debido a la rotación de la tierra debajo de ella. El efecto Coriolis tiene un gran efecto en fenómenos como huracanes y otros eventos climáticos, y un efecto pequeño en objetos pequeños. Pero si el objeto pequeño es una bala de rifle precisamente apuntado a un objetivo, y que esa bala viaje lo suficientemente lejos, no es algo que se pueda ignorar completamente.

La pregunta es: ¿cómo rayos hace un francotirador para darse cuenta del efecto Coriolis mientras está apuntando? Viento, humedad, temperatura y presión barométrica, todas estas son condiciones dinámicas que varían los grados hacia el objetivo apuntado por el lanzador. Sin embargo, es difícil de imaginar un francotirador en el campo de batalla dibujando un cordón y pensando: Diablos, mejor busco los últimos datos de la rotación de la Tierra.

Por supuesto que es poco probable de lo que un francotirador realmente hace. Pero lo más probable que suceda, basándonos en las conclusiones del redactor de la columna de la revista, sería lo siguiente:

1. El rango es obviamente crítico. A 100 metros, un caso típico que la policía pueda encontrar, la mayoría de los factores ambientales, incluyendo el efecto Coriolis, son despreciables. Pero los francotiradores llegan mucho más lejos que eso, comúnmente a más de los 400 metros. El récord mundial de una muerte confirmada fue en Mayo del 2010, a 2.480 metros.

2. A 1.000 metros, el efecto Coriolis es pequeño pero no necesariamente trivial. Por ejemplo, considerando la latitud de California, EEUU, una bala que recorra un kilómetro se curvará algo de 15 centímetros. Además tendrías que apuntar más alto o más bajo dependiendo si disparas hacia el este o hacia el oeste. Si disparas hacia el este tendrías que apuntar 15 centímetros más abajo, debido a que la Tierra rota de oeste a este y tu objetivo se habrá caído un poco en el tiempo en que la bala llega hacia él. Si es al oeste, 15 centímetros más arriba.

3. Los principiantes pueden mejorar su puntería usando medidores de distancias laser y compensar la caída de la bala; además pueden consultar los apuntes en un libro llamado DOPE (siglas en inglés para datos para el equipo personal). Los mejores tiradores lo hacen de manera instintiva.

4. La desviación causada por el efecto Coriolis es más esotérica pero en teoría es fácil de ajustar, debido a que es una función de tu ecuación para la distancia.

5. Como hemos visto, la desviación vertical varia considerablemente y varía de acuerdo a la dirección a la que estás disparando. No obstante, ninguno de los principiantes escucha de ella por un buen tiempo, y tal vez con la experiencia tampoco lo lleguen a averiguar: ¿Qué son un par de centímetros más o un par menos?

EXTRA: Un ejemplo interesante del efecto Coriolis sería que un carro a la latitud de California, se movería 3 metros a la derecha por cada kilómetro recorrido. Algo de gasolina extra por culpa de Coriolis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *