¿Por qué nos ruborizamos?

Ruborizarse es una respuesta normal del organismo cada vez que nos sentimos avergonzados. Es una respuesta fisiológica que consiste en una activación del sistema nervioso simpático que provoca que generemos adrenalina. Esto dilata los vasos sanguíneos del rostro y por ello la cara se enrojece y aumenta la temperatura.

¿Es normal ruborizarse? 

El rubor facial es una reacción orgánica natural y generalmente se encuentra asociado a personas tímidas, inseguras y sensibles. Pero también las personas seguras y abiertas pueden ruborizarse. Sin embargo, el rubor también aparece en momentos de ira, rabia y enfado.

El rubor es una experiencia que nos afecta a todos los seres humanos. Sin embargo, hasta ahora no existe una explicación científica de por qué tenemos esta capacidad.

Muchos cientificos aseguran que enrojecer así es más bien un proceso biológico relacionado con nuestra socialización. Evolucionó para mostrar al público que hemos hecho algo en contra de las normas. Lo sabemos y nos sentimos culpables por ello. De este modo, los expertos, indican la mala impresión que causa la infracción y evitamos un potencial enfrentamiento.

Desde este punto de vista, se puede afirmar que el rubor es un buen mecanismo de protección. Estudios cientificos, revelan que cuando nos ponemos colorados facilitamos que los demás nos perdonen. Debido a que quien se abochorna visiblemente no suele repetir la conducta que le pone en evidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *