Origen de las frase “vete al carajo” y “vete a la verga”

Es bien sabido que a la cesta más alta de los antiguos barcos se le llamaba ‘carajo’. Cuando un marinero cometía algún error o simplemente molestó al capitán, se le mandaba al carajo como castigo. Lo curioso es cómo evolucionó esta palabra junto con ‘verga’. Ya que si te ves con alguien indeseado, la frase ‘vete al carajo’ es similar que decir ‘vete a la verga’, aunque puede significar “ve y siéntate en un miembro viril’, también puede significar “Vete al palo, al palo más alto”
Ahora, si decimos “verga” lo primero en que piensas es en algo obviamente sexual. Pero en realidad, esta palabra tiene sus orígenes en Francia.

Viene de la palabra Vergé, que traducido en español significa ‘Vara’, específicamente, el palo horizontal que sostiene las velas de los barcos viejos. Viejas frases que hacen referencia a esto es la posibilidad de tomar alcohol en determinadas horas de acuerdo a la marea. Ante la falta de relojes se decía que ‘la marinería solo podía beber cuando el sol estaba sobre la verga del barco‘. Un estimado 11 de la mañana. La próxima vez que alguien te pregunte la hora, puedes dirigirte, con total soltura ‘Voy a revisar en que posición está el Sol con respecto a mi verga’. Siempre y cuando tengas barco.
La raíz original de la palabra francesa se encuentra de hecho en la palabra latina ‘Virga’ que es un palo básicamente.