No solo eres lo que comes

“Que el alimento sea tu medicina”. Hipócrates.

No solo somos lo que comemos, ahora también es importante cuando lo hacemos. Según un estudio realizado en la Universidad Estatal de San Diego y del Instituto Salk, Estados Unidos. La hora en la que ingerimos los alimentos también es decisivo para nuestra salud.

Para hacer constar este estudio, los investigadores realizaron un experimento con moscas de fruta (esperanza de vida es de 30 días).  Así distribuyeron las moscas en dos grupos, con el objetivo de averiguar el efecto de cambiar los patrones alimenticios.

1. El primer grupo, fue alimentado con una dieta estándar de harina de maíz durante todo el día.

2. El segundo grupo fue alimentado 12 horas al día.

Los resultados fueron incuestionables luego de tres semanas. Las moscas del segundo grupo tenían mejores patrones del sueño, no ganaron tanto peso y sus corazones eran más saludables en comparación con las otras. Así mismo se llevó a cabo un segundo experimento, descubriendo los beneficios observados. Por ejemplo, los corazones de las moscas adultas eran más sanos.

Así, luego de varios experimentos, los científicos secuenciaron el ADN de las moscas identificando tres vías genéticas partícipes de estos efectos. Explica Satchidananda Panda.

“los resultados refuerzan la idea de que el patrón de alimentación diaria tiene un impacto en el organismo y el cerebro”

Quizás ahora nos preguntemos si ¿este experimento funciona también para las personas?

Las personas no comemos la misma comida todos los días y nuestro estilo de vida es determinante de cuánto podemos comer o no.  Pero al menos, nuestros estudios nos sugieren que nos deberíamos hacer la misma preguntas en los seres humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *