Motivos para beber vino.

En la actualidad, numerosos estudios científicos afirman que el consumo de vino conlleva ciertos beneficios para nuestro organismo. Esto es algo que posiblemente no sorprenda a muchos de los foreros y lectores. A pesar de esto, hay que ser prudentes, ya que todos ellos apuntan a que un exceso de consumo de vino sería perjudicial para nuestro cuerpo.

Algunos de los motivos para ingerir vino.

1. Previene la ceguera.

El vino tinto puede detener el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera de control en el ojo. Y es el resveratrol, el compuesto que puede encontrarse en el vino, el que protege la visión.

2. Disminuye el colesterol.

Diversos estudios ha demostrado que una copa de vino tinto al día, disminuye la concentración de placas aterogénicas en las arterias. Aumenta los niveles de HDL o colesterol, lo que mejora la salud cardiovascular.

3. Protege contra quemaduras solares.

Los derivados del vino y de la uva pueden ayudar a reducir los efectos dañinos de los rayos UV. según un estudio, se explica que los flavonoides del vino y las uvas inhibe la formación de especies reactivas de oxígeno.

4. Fortalece los huesos.

Un estudio demostró que, las mujeres que beben vino tienen menos posibilidades de perder masa ósea. Esto debido al efecto positivo sobre la densidad mineral ósea, tanto en el caso del vino como en el caso de la cerveza.

5. Antibacteriano.

Tanto el vino tinto como el blanco tiene propiedades antibacterianas. Es decir, el vino tiene la capacidad de reducir las bacterias de los alimentos, protegiendo así al cuerpo humano.

6. Ayuda a prevenir demencia.

Un equipo de científico encontró, que el consumo moderado de vino tinto, puede reducir el riesgo de desarrollo de demencia. En su estudio analizaron los datos de trabajos académicos sobre el vino tinto desde 1977 hasta la actualidad. Donde se mostraron un riesgo significativamente menor de demencia entre los bebedores regulares y moderados de vino. El resveratrol reduce la viscosidad de las plaquetas de la sangre, lo que ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y flexibles. 

7. Reduce el riesgo cardiaco.

Un estudio de la universidad de Harvard, EE.UU. determinó, que aquellas personas que consumen vino en dosis moderadas tienen un 30% menos de probabilidades de sufrir ataques cardíaco.

8. Contra la depresión.

Un grupo de científicos comprobó que el vino puede reducir el riesgo de depresión. Hallaron que, en ambos esexos, si bebíanm entre 6 o 7 vasos de vino por semana eran menos propensos a ser diagnosticados de depresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *